Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amazon corona 30 años en los que las compañías de EE UU en Asturias se multiplicaron por veinte

Las multinacionales norteamericanas pasaron de 1 a 20 desde 1989 y hoy representan el 15% de los grupos extranjeros que operan en la región

FILE PHOTO: The logo of Amazon is pictured inside the company's office in Bengaluru

FILE PHOTO: The logo of Amazon is pictured inside the company's office in Bengaluru Abhishek Chinnappa

Cuando la compañía química estadounidense anunció a fines de 1989 su implantación en Asturias, la presencia de multinacionales norteamericanas en la región se circunscribía a la antigua Union Carbide, renombrada posteriormente como Praxair. En los 31 años transcurridos desde aquella fecha y hasta la llegada de Amazon en 2019 con un almacén en Meres y ahora con el proyecto de una gran área logística en Bobes, la cifra de compañías de capital estadounidense se ha multiplicado por 20 y representa el 15% de las 126 compañías extranjeras significativas que operan en la comunidad.

El raudo incremento de la presencia de capital estadounidense, que ha pasado de una a veinte multinacionales que operan en diversos sectores ha sido posible a pesar de que en los últimos años se han producido desinversiones, como las de Praxair, que vendió su negocio en Asturias y varias regiones de Europa a la japonesa Taiyo Nippon Anso; la toma de control por capital portugués de Toys R’Us España, la venta por Alcoa de su planta de Avilés, el traspaso de la ingeniería Fluor Corporation a Sacyr, la desinversión de Tenneco (actual Vauste), la salida de Jennmar con la cesión de sus activos fuera de EE UU a DSI y los abandonos de Autotex Airbag (grupo Milliken) y de STRE (grupo STR).

Aun con estas bajas, la representación norteamericana en el tejido económico regional experimentó una expansión sin precedentes respecto a otras etapas en la más que centenaria historia de la industrialización regional. Aunque la economía asturiana fue receptora de grandes inversiones internacionales desde el siglo XIX, el componente dominante siempre había sido europeo. Hoy sigue siendo así pero EE UU ya es uno de los países de origen con mayor presencia.

El capital estadounidense, que no tuvo protagonismo en la industrialización asturiana, hoy es uno de los más representados en la economía regional

decoration

La multiplicación de las compañías estadounidenses en el Principado es indisociable del intenso proceso de hiperglobalización vivido en las últimas décadas, con una fortísima integración de los mercados y una creciente implantación de procesos de especialización productiva y de las cadenas de valor globales en aplicación del principio de las ventajas comparativas de la economía clásica.

Du Pont tuvo una contribución relevante a la atracción de nuevas multinacionales por el efecto arrastre. La compañía de Delaware contribuyó a afincar en Asturias siete multinacionaes (la última, IFF, este mismo mes), de las cuales seis eran estadounidenses y una, suiza. De ellas, sólo una (Fluor Corporation) se ha retirado con el traspaso de su negocio español.

Ahora se confía en que la llegada de Amazon, primero con un almacén de reparto y ahora con una plataforma logística de vanguardia para el comercio electrónico, pueda ejercer un efecto imitación y suscitar nuevas implantaciones, bien de otros operadores en distribución o de proveedores.

Química, energía, finanzas, envases, armamento, elevación, informática e infraestructuras

Desde su implantación en Tamón, Du Pont ha contribuido a la atracción de nuevas multinacionales estadounidenses. En unos casos fue como proveedores (caso de Fluor, que ya se ha retirado) o por cesión de áreas de negocio, como ocurrió con la informática CSC, luego transformada en la actual DXC tras la fusión de la primera con parte de los negocios de la también estadounidense Hewlett Packard, que ya estaba implantada igualmente en Asturias. Otras surgieron por escisión de negocios de Du Pont, como ha ocurrido con la presencia en Asturias de las norteamericanas Axalta, Chemours, Corteva e IFF. Las privatizaciones de los años 90 entrañaron la llegada de Alcoa (que se ha replegado) y General Dynamics. Calumite es socio de Masaveu en una factoría, la consultora Merkle/Divisadero tiene en Gijón su sede para España, Crown Holding fabrica latas en Llanera, SVP adquirió Linpac, JP Morgan Infraestructure forma parte del consorcio dueño de Nortegas, la tecnológico Click Dimensions adquirió la asturiana Sweetspot, el fondo JZ Internatonal compró la mayoría de Unión Financiera Asturiana, Corsair mantiene un pulso por el dominio de Itinere (dueña de Aucalsa ), Advent se hizo con Thyssenkrupp Elevator en alianza con la británica Cinven, y The Sterling Group controla Versalift (plataformas de elevación).

Compartir el artículo

stats