Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EDP sustituirá el carbón por un parque eólico marino y un almacén energético en la región

El grupo, que abandonará el mineral en 2025 y el gas en 2030, proyecta una planta limpia para Aboño 2 y lidera otros proyectos con socios por 2.000 millones

Uno de los aerogeneradores del parque eólico marino de EDP en Viana do Castelo, cuyo tamaño es la mitad del que pretende implantar en Asturias.

Uno de los aerogeneradores del parque eólico marino de EDP en Viana do Castelo, cuyo tamaño es la mitad del que pretende implantar en Asturias.

La multinacional energética portuguesa EDP, principal eléctrica en Asturias, donde tiene la sede su filial española, prevé acometer en la región una elevada inversión en nuevas instalaciones de generación limpia y de almacenamiento con tecnologías en desarrollo y de vanguardia como compensación al cierre definitivo de sus plantas de carbón en 2025 y la clausura, desvelada ayer, de las centrales de gas (ciclos combinados) en 2030 para convertirse en esa fecha en una compañía neutra en emisiones de carbono.

La compañía confirmó ayer desde Lisboa que planea instalar un parque eólico marino flotante frente a la costa asturiana, con una potencia de 50 megavatios, el doble que la instalación piloto que el grupo ya tiene en explotación como experiencia pionera frente a Viana do Castelo (norte de Portugal) y de cuyo rendimiento los dirigentes del grupo (Miguel Stilwell, presidente y consejero delegado, y Rui Teixeira, consejero financiero y primer ejecutivo de EDP España) aseguraron estar muy satisfechos.

Ante el próximo cierre del grupo de carbón Soto 3, de Soto de Ribera –cuya solicitud de clausura ya ha sido anunciada, aunque no se prevé inmediata–, la compañía plantea la construcción en su emplazamiento de una planta de almacenamiento de energía con sales, cuya solución tecnológica se está desarrollando en la actualidad.

Para la sustitución a partir de 2030 de los dos ciclos combinados de Soto (alimentados con gas natural), la compañía analizará alternativas verdes que se abordarán en su próximo plan estratégico.

La compañía, que ayer presentó la revisión de su estrategia para 2021-2025, confirmó que analiza alternativas para el grupo 2 de la central térmica de Aboño, que será la única instalación de España que seguirá quemando carbón hasta el abandono en 2025 por EDP de esta fuente primaria de energía. El carbón, dijo Stilwell, no tiene futuro “por sus emisiones de CO2 y porque ya no es competitivo y no es rentable” La continuidad de Aboño 2 durante cinco años más se justifica, según Teixeira, por “su importancia para el tejido industrial asturiano y para el sistema eléctrico español”. La empresa invirtió en este grupo 14,7 millones para alargar su vida.

El proyecto alternativo que reemplazará a Aboño 2 aún no está definido pero la empresa aseguró ayer que se habrá concretado con toda seguridad para 2025. “Trabajamos y seguiremos trabajando hasta entonces en distintas alternativas reales”, señaló Teixeira.

El grupo de Aboño I tiene garantizada su continuidad mediante su adaptación para consumir gases siderúrgicos de ArcelorMittal.

Además de estas inversiones, el grupo energético portugués trabaja en otros posibles proyectos innovadores para Asturias –que no fueron no desvelados, aunque ya se han dado a conocer al Principado–, algunos de ellos con otros socios mediante la fórmula de Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), la figura creada por el Gobierno para alentar propuesta de colaboración empresarial y público-privada para acceder a los fondos de reconstrucción europeos, de los que España tiene predestinados 140.000 millones. La inversión conjunta de EDP y sus acompañantes para estas iniciativas sumarían, de ejecutarse en su totalidad, 2.000 millones.

Mejora de la red

Una cifra idéntica (casi 2.000 millones) es lo que invertirá EDP por su cuenta en España entre este año y 2025. De ellos, 700 millones se destinarán al refuerzo y mejora de la red de distribución, y el resto, a nuevas plantas de energía renovable, salvo una pequeña parte que se dedicará al desarrollo de soluciones para los clientes. De los 700 millones que se destinarán a las redes de distribución, una parte significativa será para Asturias, y el resto, para las regiones incorporadas por EDP en diciembre tras la compra de Viesgo: Cantabria, Lugo y parte de la zona norte de Castilla y León.

Tras la venta el año pasado a la petrolera francesa Total de su cartera de pequeños clientes en Asturias y resto de España –además de los dos ciclos combinados de Castejón (Navarra)–, y de la enajenación de diversos activos en Portugal, Stilwell y Teixeira afirmaron ayer que en el periodo 2021-2025 no están previstas más desinversiones en la península Ibérica que el cierre de térmicas de carbón, aunque la multinacional continuará con su estrategia de “rotación de activos”. El grupo también prevé deshacerse de algunas participaciones minoritarias para contribuir a financiar el gigantesco plan inversor que, por un monto de 24.000 millones, pretende acometer hasta 2025 en el conjunto de los países en los que opera.

Los planes


  1. Almacén. EDP proyecta una planta de almacenamiento de energía mediante el uso de sales para reemplazar al grupo de carbón_Soto 3, de Soto de Ribera.
  2.  Eólica marina. La multinacional confirmó que proyecta un parque eólico marino flotante frente a la costa de Asturias con 50 megavatios.
  3.  Aboño 2. El grupo térmico quemará carbón hasta 2025. EDP compromete para entonces una alternativa limpia aún no definida.
  4.  Aboño 1. El grupo seguirá en activo pero quemará gases siderúrgicos de las plantas de ArcelorMittal en vez de carbón como solución de economía circular.
  5.  Redes. En las redes de distribución de Asturias, Cantabria, Lugo y norte de Castilla y_León se van a invertir 700 millones en 2021-2025._
  6.  Otros planes. EDP trabaja con otros socios en planes para Asturias por un total de 2.000 millones y que aspiran a acogerse a fondos de la UE.
  7.  Hidrógeno. El grupo invertirá 40 millones en desarrollar el hidrógeno y tiene más de 20 proyectos cuyo emplazamiento posible no fue precisado.

Compartir el artículo

stats