Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tecnológica Dispal sale de compras: busca firmas TIC asturianas para crecer

La compañía, con sede en Llanera, se integró hace un lustro en el grupo internacional Seidor

Instalaciones del Parque Tecnológico de Llanera.

Instalaciones del Parque Tecnológico de Llanera. A. F. V.

Compañía tecnológica asturiana busca a otras empresas TIC de la región para integrarlas, crecer y ganar en volumen y en empleo. Podría ser un anuncio por palabras, pero es la estrategia que pretende seguir Dispal Seidor, una compañía con más de treinta años de vida asentada en el Parque Tecnológico de Llanera y que en 2015 adoptó el apellido de Seidor tras integrarse en este grupo internacional, con sede en Barcelona, para conseguir despuntar.

Para lograr su objetivo, la tecnológica, que pertenece a un sector emergente ávido de mano de obra, ha cerrado un acuerdo con una firma especializada en asesoramiento empresarial y jurídico, que la ayudará a buscar compañías para integrar. Seidor cuenta con una plantilla de 5.000 personas, de las que medio centenar trabajan para Dispal, base de operaciones de esta multinacional para el norte de España. La TIC asturiana tiene una facturación anual de nueve millones de euros y presume de contar con una amplia red de clientes en el ámbito público y privado. Pablo Velasco, director general de Dispal, aseguró: “Estamos convencidos de que este acuerdo será positivo para nosotros, y sobre todo para el ecosistema tecnológico asturiano. Buscamos empresas que podamos integrar y así, sumando, ayudarnos mutuamente a crecer”.

Por su parte, Begoña Fernández, socia de Corporate, de la firma Vaciero, apuntó: “Nos encontramos en un momento muy propicio para realizar operaciones inorgánicas que permitan aumentar tamaño y ganar competitividad en el mercado. Hay muchas pequeñas y medianas empresas que alcanzan un determinado tamaño a partir del cual les resulta muy complicado avanzar”.

Compartir el artículo

stats