Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fundador de la empresa tecnológica Empathy

Ángel Maldonado: “En Asturias podemos competir muy bien por el talento que sale de la Universidad”

“Con la llegada de Amazon tengo sentimientos encontrados: dará trabajo, pero considera a sus empleados y proveedores como objetos”

Ángel Maldonado.

Ángel Maldonado.

El gijonés Ángel Maldonado fundó en 2012 la tecnológica Empathy, dedicada a diseñar los buscadores que ahora usan las webs de gigantes como Inditex y Carrefour. La compañía no ha parado de crecer y el pasado verano inauguró su nueva sede en el Parque Tecnológico de Gijón, donde trabajan 160 personas tras crear cien empleos en plena pandemia aupados por el auge del comercio electrónico. El año pasado crecieron un 124%.

–¿Cómo ha sido el “boom” del comercio electrónico?

–Durante el confinamiento, la demanda de productos de alimentación subió muchísimo, y para atenderla tuvimos que avanzar muy rápido y nos abrimos a un mercado laboral internacional para poder tomar velocidad. Nunca pensamos que fuéramos a fichar personal fuera de Asturias. Contratamos programadores en Lisboa, Rotterdam o París. Solo en alimentación las búsquedas se multiplicaron por dieciséis y en la moda por cuatro.

–¿Tuvieron problemas para encontrar personal en Asturias?

–Nuestro mundo es muy especializado y, aunque contratamos mucha gente en Asturias –por ejemplo, la semana pasada empezaron quince y trece son asturianos–, a los que tienen mucha experiencia en esto no los encuentras en la región.

–¿El auge del comercio electrónico será pasajero?

–El volumen es para seguir, no con los picos del confinamiento, pero hay muchas familias que no consideraban la opción de comprar online y que ya han roto el hielo. Muchos productos pesados que son incómodos de traer desde el supermercado siguen comprándose online. Pero el producto fresco se compra en el súper. La pauta que más nos llamó la atención fue la proliferación de compra en negocios pequeños que comenzaron a vender online. Creció muchísimo. Mucha gente conectó de otra manera con sus tiendas locales. En los principios de Empathy está el apoyo a los negocios pequeños, porque un músico prefiere comprar sus cuerdas de guitarra en una tienda de su ciudad en lugar de en un sitio impersonal como Amazon.

–Han creado un buscador, llamado Motive, para atender la demanda de las pymes.

–El objetivo es llegar a 200 clientes este año. Pero esperamos llegar a decenas de miles de negocios porque es un proyecto a largo plazo.

–¿Las grandes compañías para las que trabajan, como Inditex y Kruger, son muy exigentes?

–Hay muchas fuerzas, mucha política y muchos intereses. Una gran marca tiene grandes clientes a su vez. Un gran supermercado trabaja con marcas que les exigen que sus productos tengan cierta visibilidad. Hay muchos intereses que confluyen, por eso aplicamos una serie de principios, como que la tecnología de búsqueda se entienda, que genere confianza y que sean experiencias estéticas.

–¿Qué les aporta estar asentados en Asturias?

–Es una perla tener acceso al talento de la Universidad de Oviedo. Me acabo de reunir con trece chavales que acaban de entrar en la empresa y los egresados con las mejores notas de la Universidad de Oviedo tienen un nivel comparable al de las mejores universidades internacionales. Aquí podemos competir muy bien por ese talento. En Galicia es más complicado porque hay ya grupos muy grandes, como Inditex; en País Vasco y Cantabria hay menos graduados en Ingeniería Informática, y en Madrid y Barcelona hay mucha más demanda.

–¿Que previsiones tienen para 2021?

–Queremos mantener el ritmo de contratación. En cuanto a clientes, tenemos unos objetivos muy prudentes, queremos escoger con atención las compañías con las que nos relacionamos. El crecimiento que esperamos está estimado en un 71% en cuanto a ventas, pero es una estimación muy prudente.

–¿Cómo casa su filosofía de empresa con la de las grandes corporaciones que tienen como clientes?

–Nuestra manera peculiar de entender los productos y que los usuarios son seres humanos, todo eso era singular. Pero ya no vamos a contracorriente. La corriente ha cambiado.

–¿Qué opina de la apuesta de Amazon por Asturias?

–Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, será una maravilla para muchos hogares, que tendrán una nómina, un trabajo. Pero, a la vez, es un valor temporal, porque Amazon considera a sus empleados como considera a sus proveedores, como objetos. Es importante que en Asturias, además de los servicios, haya producción. Lo demás es temporal.

Compartir el artículo

stats