Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un futuro de un grupo centenario en situación crítica

La aportación de 6 millones por el Principado a Duro Felguera obligará a reforzar a la Sociedad Regional de Promoción

La participación del Gobierno regional en el rescate de la ingeniería se formalizará mediante capital, préstamos participativos u otros instrumentos

El anagrama de Duro Felguera, a la entrada de la sede, en Gijón.

El anagrama de Duro Felguera, a la entrada de la sede, en Gijón.

El Gobierno asturiano participará en el rescate público de Duro Felguera con una aportación de 6 millones de euros bien como capital, préstamos participativos u otros instrumentos financieros o más probablemente mediante una combinación de ellos, según aprobó ayer el Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma.

La voluntad del Principado de participar en la operación de salvamento del más que centenario grupo asturiano era conocida desde el 28 de enero y fue confirmada el 5 de febrero, pero hasta ayer se desconocía el importe de los recursos públicos que se van a movilizar con ese fin aun cuando se sabía que iba a ser “una cantidad modesta pero no insignificante”.

La participación del Gobierno asturiano se produce a petición de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que va a inyectar 120 millones en la ingeniería con cargo al Fondo estatal de rescate de empresas dañadas por el covid si así lo ratifica el Consejo de Ministros. El ejecutivo asturiano “confía” –señaló ayer el consejero de Industria, Enrique Fernández– en que la decisión se tomará el próximo martes, víspera de que caduque el plazo para rescatar a Duro.

Hito

El involucramiento del Principado en el salvamento de Duro marca un hito y un precedente en la historia de la comunidad autónoma, cuyos gobernantes habían evitado hasta ahora comprometerse abiertamente en el devenir de grandes compañías, salvo las participaciones accionariales y préstamos participativos que el Principado canaliza a través de la Sociedad Regional de Promoción (SRP) para impulsar y acompañar nuevos proyectos de inversión empresarial (no para el reflotamiento de sociedades) y en cuantías inferiores a la que ahora se ha decidido.

La operación sobre Duro se canalizará a través de la SRP, que va a tener que ser reforzada financieramente para que acometa la operación. La SRP, que data de 1984, está participada en el 51% por el Principado a través del Instituto de Desarrollo Económica del Principado de Asturias (Idepa). El 49% restante está en manos del sector privado: Liberbank, EDP España, Masaveu Industria, Caja Rural de Asturias, Banco Sabadell y otros accionistas.

El Gobierno regional no precisó el instrumento o instrumentos financieros precisos a los que se recurrirá para colaborar en el salvamento de Duro aunque acotó las fórmulas posibles dentro de las opciones que otorga a la SEPI el real decreto de mayo pasado por el que el Gobierno central creó el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas: adquisición de acciones, préstamos participativos, suscripción de deuda convertible, subordinada, privilegiada u ordinaria u otros instrumentos de capital.

Es probable que el Gobierno regional recurra a una combinación de varios de ellos, como hará la SEPI. El consejo gestor del Fondo de Rescate aprobó el miércoles, a propuesta de la SEPI, recomendar al Gobierno de la nación el auxilio a Duro Felguera con 120 millones mediante tres vías: aportación de capital mediante la compra de acciones de la empresa, préstamo participativo y crédito ordinario.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica dijo que la decisión de ayer evidencia que el Gobierno regional “está firmemente comprometido con la continuidad de Duro como empresa referente, estratégica y tractora”, así como “con la preservación del empleo” de la compañía.

Dubai, Argelia y Rumanía concentran las principales obras problemáticas del grupo

El rescate público de Duro Felguera se va a producir en una situación muy crítica de la compañía, que la empresa ha vinculado al efecto del covid. Entre otros impactos, la pandemia ha ocasionado incidencias y retrasos en algunos grandes proyectos, fundamentalmente en Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Rumanía, lo que ha dado pie a arbitrajes, reclamaciones, negociaciones y pérdidas.

Jabel Ali

Emiratos Árabes Unidos limitó por el covid el movimiento de personal y materiales en el país. Esto causó la suspensión de las obras de construcción del ciclo abierto a gas de 500 megavatios en Jebel Ali, ceca de Dubai, para la empresa pública DEWA por 240 millones de euros. El cliente ejecutó avales por 47,8 millones y el bloqueo de cuentas de Duro en el Dubai Islamic Bank. El 24 de junio, DEWA notificó la terminación del contrato, que data de 2017. Con anterioridad existían reclamaciones previas de Duro al cliente y se está a la espera de un arbitraje. Duro ha imputado al proyecto pérdidas adicionales por 35 millones de euros.

Bellara.

En enero de 2020 hubo un acuerdo de Duro con su cliente la empresa Algerie Qatar Steel (AQS) para reactivar la obra de una terminal de manejo de minerales en el puerto de Bellara (Argelia), adjudicada a la empresa asturiana en 2016 por 109 millones de dólares. Tres meses después, la pandemia forzó la parada de nuevo de los trabajos. El impacto se estima en 4 millones de euros. El proyecto se reactivó el pasado enero tras un acuerdo entre las partes.

Djelfa.

En Djelfa (Argelia), donde Duro construye desde 2014 el mayor ciclo combinado de su historia, Duro pidió la suspensión de los trabajo en marzo de 2020 por el covid. El cliente, la Societé de Production de L'Electricité (SPE), filial del Grupo Sonelgaz, envió a Duro una notificación de incumplimiento. Duro invocó el arbitraje y, ante la amenaza de ejecución de avales por parte de SPE, Duro logró la protección cautelar de un juzgado de Oviedo. El impacto se estima en 36 millones.

Iernut

En la central de ciclo combinado de Iernut (Rumanía), un proyecto de 269 millones de euros adjudicado en 2016 por la empresa Romgaz (propiedad en el 70% del Estado rumano) al consorcio Romelectro-Duro Felguera, hubo un acuerdo en mayo pasado que reconoció reclamaciones de Duro por 14 millones, lo que deparó un beneficio de 3 millones. Este año estaba habiendo otra renegociación de los plazos del proyecto.

Compartir el artículo

stats