Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dubai, Argelia y Rumanía concentran las principales obras problemáticas de Duro Felguera

El grupo achaca al impacto del covid las demoras y renegociaciones, que en algunos casos han llevado a arbitrajes y a una intervención judicial

Proyecto de Duro Felguera para la central térmica de ciclo combinado de Iernut (Rumanía). |Duro Felguera

Proyecto de Duro Felguera para la central térmica de ciclo combinado de Iernut (Rumanía). |Duro Felguera

El rescate público de Duro Felguera se va a producir en una situación muy crítica de la compañía, que la empresa ha vinculado al efecto del covid. Entre otros impactos, la pandemia ha ocasionado incidencias y retrasos en algunos grandes proyectos, fundamentalmente en Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Rumanía, lo que ha dado pie a arbitrajes, reclamaciones, negociaciones y pérdidas.

Jabel Ali.

Emiratos Árabes Unidos limitó por el covid el movimiento de personal y materiales en el país. Esto causó la suspensión de las obras de construcción del ciclo abierto a gas de 500 megavatios en Jebel Ali, ceca de Dubai, para la empresa pública DEWA por 240 millones de euros. El cliente ejecutó avales por 47,8 millones y el bloqueo de cuentas de Duro en el Dubai Islamic Bank. El 24 de junio, DEWA notificó la terminación del contrato, que data de 2017. Con anterioridad existían reclamaciones previas de Duro al cliente y se está a la espera de un arbitraje. Duro ha imputado al proyecto pérdidas adicionales por 35 millones de euros.

Bellara.

En enero de 2020 hubo un acuerdo de Duro con su cliente la empresa Algerie Qatar Steel (AQS) para reactivar la obra de una terminal de manejo de minerales en el puerto de Bellara (Argelia), adjudicada a la empresa asturiana en 2016 por 109 millones de dólares. Tres meses después, la pandemia forzó la parada de nuevo de los trabajos. El impacto se estima en 4 millones de euros. El proyecto se reactivó el pasado enero tras un acuerdo entre las partes.

Djelfa.

En Djelfa (Argelia), donde Duro construye desde 2014 el mayor ciclo combinado de su historia, Duro pidió la suspensión de los trabajo en marzo de 2020 por el covid. El cliente, la Societé de Production de L'Electricité (SPE), filial del Grupo Sonelgaz, envió a Duro una notificación de incumplimiento. Duro invocó el arbitraje y, ante la amenaza de ejecución de avales por parte de SPE, Duro logró la protección cautelar de un juzgado de Oviedo. El impacto se estima en 36 millones.

Iernut.

En la central de ciclo combinado de Iernut (Rumanía), un proyecto de 269 millones de euros adjudicado en 2016 por la empresa Romgaz (propiedad en el 70% del Estado rumano) al consorcio Romelectro-Duro Felguera, hubo un acuerdo en mayo pasado que reconoció reclamaciones de Duro por 14 millones, lo que deparó un beneficio de 3 millones. Este año estaba habiendo otra renegociación de los plazos del proyecto.

Compartir el artículo

stats