Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un fondo bajista de EE UU toma posiciones contra Duro Felguera

Vodeon apuesta con 499.200 acciones, equivalentes al 0,52% del capital, por una depreciación de la compañía asturiana

Duro Felguera | MARCOS LEÓN

Duro Felguera | MARCOS LEÓN

El fondo estadounidense Voleon Capital Management ha declarado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la posesión de una posición corta sobre Duro Felguera, equivalente al 0,520% del capital de la sociedad. Las posiciones cortas son apuestas a la baja contra un valor bursátil, que generan beneficios para el inversor cuando la cotización cae, de acuerdo con su previsión, y pérdidas cuando no se materializa la expectativa de quien toma la posición. Se trata de una forma de especulación inversa a la habitual, en la que los inversores compran acciones en la confianza de que el grupo va a revalorizarse.

La entrada de este fondo cortista se produce tras una etapa de fuerte revalorización de Duro Felguera entre comienzos de diciembre e inicios en marzo en previsión del rescate por el Estado. Durante esos tres meses la sociedad se revalorizó el 174%: pasó de 0,5 euros por acción a 1,37, el precio que alcanzó el 8 de marzo, víspera de la fecha en la que el Consejo de Ministros aprobó la ayuda pública. A partir de ahí se ha producido una corrección por toma de beneficios, de acuerdo con la lógica bursátil que recomienda “comprar con el rumor y vender con la noticia”.

Desde entonces, Duro ha cedido el 26,85%, hasta los 1,08 euros de ayer. La compañía vale hoy 103,68 millones, frente a los 131,52 millones del día 8. Este retroceso abarataría la entrada del pretendido inversor privado en el capital así como la de la SEPI. Aun así, sigue muy por encima de su cotización del 2 de diciembre, cuando valía 48 millones. La apuesta a la baja de Vodeon se ha hecho por 499.200 acciones, con un valor de mercado al precio de ayer de 539.136 euros.

Archivada la denuncia contra cuatro directivos despedidos

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha archivado la denuncia planteada por Duro Felguera el 5 de noviembre pasado contra los cuatro altos directivos que habían sido despedidos por la sociedad y a los que la compañía vinculó con la supuesta difusión de rumores falsos e información interna confidencial y sensible a través de medios de comunicación, foros en Internet y otras vías, todo lo cual habría causado un daño reputacional a la empresa, deterioro de su valor bursátil y menoscabo en la búsqueda de inversores. La fiscalía, tras practicar diligencias de investigación, ha optado por el archivo al no hallar indicios de los comportamientos atribuidos. Al menos alguno de los denunciados ya ha decidido que ejercerá acciones legales por denuncia falsa contra el primer ejecutivo del grupo, José María Orihuela. Los directivos denunciados y ahora eximidos por el Ministerio Público son Javier García Laza, que había sido adjunto al consejero delegado; Roberto Pérez, exdirector de Riesgos; Alfonso Gordon, exdirector de Recursos Humanos, e Ignacio Rodríguez Canseco, exdirector de Compras. Simultáneamente siguen celebrándose los juicios por los despidos en 2020 de estos y otros ejecutivos. Rodríguez Canseco obtuvo un fallo favorable, Roberto Pérez tuvo una resolución en contra pero recurrirá la sentencia, Alfonso Gordon no pleiteó, y Javier García Laza tiene varias impugnaciones planteadas. Anteayer se vio el juicio por la rescisión de contrato de Juan José Herrero, exdirector de Organización. Fuentes próximas a los directivos represaliados señalaron el elevado coste que entrañarán estos casos para las arcas de la compañía.

Compartir el artículo

stats