Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno reserva 300 millones de la UE para municipios mineros y con térmicas

Destinará 120 millones a restaurar explotaciones, 100 a proyectos municipales, 30 a I+D en eficiencia energética y 20 a inserción laboral

Témica de Narcea, en Tineo

El Ministerio para la Transición Ecológica ha reservado una partida de 300 millones de euros con cargo a los fondos de la UE para hacer inversiones en las zonas más afectadas por el cierre de minas y térmicas de carbón, entre las que se incluyen varias comarcas de Asturias. El dinero se destinará a la restauración de explotaciones mineras, a proyectos municipales, a iniciativas de I+D+i en almacenamiento y eficiencia energética, y a planes de recualificación e inserción laboral.

“Para que la transición energética tenga éxito, debe de ser justa e inclusiva”, señaló ayer Sara Aagesen, secretaria de Estado de Energía, que participó en un encuentro digital sobre energía y fondos europeos organizado por la patronal CEOE. Aegesen explicó que dentro del Mecanismo de Transición Justa que ha establecido la Unión Europea para los territorios más afectados por la descarbonización le corresponderán a España “unos 800 millones de euros” y que el Gobierno, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021-2023 ya ha reservado una partida de 300 millones de euros (90 millones ya están incluidos en los presupuestos generales del Estado de este año) que se destinarán principalmente a cuatro líneas de inversión.

Restauración de minas. La mayor partida, de 120 millones de euros, se destinará a un plan de restauración ambiental para explotaciones mineras en cierre o abandonadas y terrenos deteriorados junto a centrales térmicas de carbón.

Ayudas a entidades locales. Otros 100 millones de euros se reservan para financiar un plan de infraestructuras ambientales, digitales y sociales públicas en municipios y territorios en transición. Aegesen explicó que el Ministerio ya ha lanzado la consulta pública previa para elaborar las bases reguladoras del programa de ayudas. En ella se explica que en los programas de infraestructuras antes realizados con presupuesto nacional en zonas mineras se incluían tradicionalmente ayudas para la creación y mejora de polígonos industriales, para actuaciones de eficiencia energética en instalaciones públicas y para obras de saneamiento y depuración. Sin embargo, una parte importante de ese tipo de actuaciones ya van a ser objeto de líneas de ayudas del Plan de Reconstrucción y van a estar dotadas con presupuestos importantes que se gestionarán en gran parte desde las comunidades autónomas. Por ello el Ministerio ha lanzado un consulta para evaluar las necesidades de las entidades locales y cubrir aquellas que se ajusten al Mecanismo Europeo de Recuperación.

I+D+i. Otros 30 millones se destinarán a proyectos de investigación, desarrollo e innovación en almancenamiento y eficiencia energética y serán gestionados por la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), con sede en Ponferrada.

Formación e inserción. La cuarta línea principal de inversión, dotada con 20 millones, financiará un plan de apoyo para la recualificación profesional e inserción laboral de trabajadores y población afectados por la transición energética.

La Estrategia de Transición Justa forma parte de las políticas palanca del Plan de Recuperación. Entre las que gestiona el Ministerio para la Transición Ecológica se incluye también un plan de choque de movilidad sostenible; un plan de rehabilitación de vivienda; un plan de infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de almacenamiento energético; un plan de modernización de las administraciones públicas, y la hoja de ruta para el hidrógeno renovable, en la que se abrió una primera manifestación de interés que recibió 28 proyectos y ahora ya se manejan “cerca de 500”, según Aagesen. Todas estas líneas estarán dotadas con un presupuesto de 5.390 millones hasta 2023. “No se trata de gastar, sino de invertir en la transformación del país”, señaló Aegesen.

Guillermo Ulacia, presidente de la patronal asturiana Femetal y responsable de Energía de la CEOE hizo la introducción al discurso de la Secretaria de Estado y destacó que la transición “tiene importantes retos, pero muchas más oportunidades” y señaló que el objetivo debe ser que “la energía sea abundante, limpia y asequible”.

Las partidas


  • 120 Millones para restaurar terrenos | Se hará un plan para restaurar minas de carbón y terrenos deteriorados junto a centrales térmicas.
  • 100 Millones para ayudas a entidades locales | Se financiarán infraestructuras digitales, ambientales y sociales en municipios en transición.
  • 30 Millones para investigación | La partida se invertirá en I+D+i en almacenamiento y eficiencia energética y la gestionará el Ciuden.
  • 20 Millones para formación e inserción | Se financiará un plan para la recualificación profesional y la inserción laboral de población afectada.

Compartir el artículo

stats