Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ovetense Fernández Verdes renuncia a seguir como consejero delegado del grupo ACS

El asturiano, que estaba llamado a ser el sucesor de Florentino Pérez, continuará como máximo dirigente de Hochtief y líder de Abertis

Marcelino Fernández Verdes.

Marcelino Fernández Verdes.

Marcelino Fernández Verdes (Oviedo, 1955), ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, ha presentado su renuncia a continuar siendo consejero delegado de ACS, tras casi cinco años en el cargo. Había sido nombrado como “número dos” de Florentino Pérez, presidente de este conglomerado industrial, en mayo de 2017. Incluso se había llegado a especular con que el ovetense iba a ser su delfín, su sucesor. Verdes no abandona el grupo, ya que continuará dirigiendo la constructora alemana Hochtief y seguirá como presidente de Abertis –ambas bajo el paraguas del conglomerado español–, así como responsable de las nuevas inversiones del grupo.

Su renuncia, según ACS, es fruto del proceso de remodelación que está llevando a cabo el grupo constructor. Un camino que ya había llevado al ovetense a dejar hace unos meses la presidencia de Cimic, la filial australiana. Lo sustituyó Juan Santamaría.

En su momento, el ascenso de Fernández Verdes como primer ejecutivo de ACS había sido tomado como el primer movimiento para la sucesión de Florentino Pérez al frente del grupo. Bajo el liderazgo del presidente del Real Madrid, la compañía protagonizó una fortísima expansión orgánica con la compra de 15 compañías en España y el extranjero, y se entendía que Verdes iba a ser su mejor relevo. Al menos, el más natural.

El asturiano tiene una larga trayectoria en ACS. Entre sus logros figura haber conseguido relanzar de forma muy rápida el negocio de la filial alemana (Hochtief) y de sus subsidiarias estadounidenses (Turner) y la australiana Cimic.

Lo que no ha desvelado el grupo constructor es quién será el sucesor de Fernández Verdes como principal ejecutivo del grupo, aunque se especula con que su relevo pueda ser José María del Castillo, consejero delegado del área de servicios industriales de ACS.

Sin embargo, lo que sí divulgó la compañía fue la remuneración de sus consejeros durante el complicado 2020. La de Marcelino Fernández Verdes aumentó un 1,7%, hasta superar los 4,5 millones. De ellos, 2,15 correspondieron a retribuciones fijas y casi 2,4 a aportaciones a sistemas de ahorro a largo plazo.

El ovetense se había incorporado a ACS en 1987 y solo siete años después, en 1994, fue nombrado director general de OCP Construcciones. Fue también presidente de Dragados y responsable del área de concesiones y medio ambiente del grupo.

Compartir el artículo

stats