Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cudillero y Oviedo, concejos con la “viñeta” más cara, por encima de Madrid o Valencia

Los ayuntamientos asturianos recaudarán este año 50 millones por el tributo | España tiene 25 “paraísos fiscales” donde la tasa es mínima

Coches circulando por el Bulevar de Santullano, en Oviedo.

Coches circulando por el Bulevar de Santullano, en Oviedo. LNE

Los ayuntamientos asturianos han comenzado a enviar los recibos del impuesto sobre los vehículos de tracción mecánica, conocido popularmente como la “viñeta”, a ciudadanos y empresas propietarios de motocicletas, turismos, camiones, autobuses y otros vehículos gravados por un tributo que supone uno de los principales ingresos fiscales de los consistorios. El importe de este recibo varía considerablemente de un municipio a otro. Donde más se paga es en Cudillero y Oviedo –por encima de algunas de las grandes ciudades españolas como Madrid, Sevilla, Valencia o Zaragoza–, mientras que las cuantías más bajas se registran en Boal, Villanueva de Oscos y Pesoz. En esta campaña habrá más recibos, sinónimo, por tanto, de que, pese a la crisis del coronavirus, el parque de vehículos regional ha ido en aumento. Un 0,8% más que un año antes. Más en concreto, los consistorios han enviado 595.826 recibos entre los contribuyentes asturianos y esperan recaudar gracias a este tributo 50 millones.

Haciendo cuentas, estos números suponen que cada asturiano pagará de media 83,74 euros por este impuesto. El Ente de Servicios Tributarios del Principado, que gestiona por delegación la recaudación de la “viñeta” en la inmensa mayoría de los concejos asturianos, señala que el plazo para pagar el impuesto en periodo voluntario concluirá el 5 de mayo. En este ejercicio los consistorios de la región han optado por la prudencia y han decidido mantener congelado el tributo.

Dentro de unos límites estipulados por ley, en España existen al menos 25 municipios que aplican un tipo sobre este impuesto tan bajo que un estudio que acaba de divulgar Automovilistas Europeos Asociados los identifica como “paraísos fiscales”. Ninguno de ellos está en Asturias. De hecho, a los municipios con el recibo más barato de la región les quedara aún bastante trecho para llegar a poder ser considerados como un “paraíso fiscal”. Sin embargo, ese trato impositivo más favorable en esos municipios españoles está provocando, por ejemplo, que solamente siete pequeños ayuntamientos del país (Colmenar de Arroyo, Robledo de Chavela, Moralzarzal, Venturada, Las Rozas de Puerto Real y Brunete, en Madrid, y Rajadell, en Barcelona) concentren cerca del 40% del total de los coches de empresa que se matriculan en España, debido, evidentemente, a ese privilegiado tratamiento fiscal. En todos esos consistorios, el número de vehículos de nueva matriculación supera cada año al número de habitantes censados. Como ejemplo paradigmático, la asociación apunta al caso del municipio madrileño de Las Rozas de Puerto Real, donde, con 555 habitantes, el año pasado se matricularon 36 vehículos por vecino.

Volviendo a Asturias, en la región existen sustanciales diferencias entre lo que se paga en los grandes municipios. De ese grupo, Oviedo es el más caro por una cuestión de herencia, ya que la “viñeta” en la capital asturiana subió con fuerza entre los años 2000 y 2012. Desde ese ejercicio para acá llegó a rebajarse algo –en un par de euros– lo que deben abonar aquellos con un turismo de gama media, pero continuó subiendo para los que tienen uno de alta gama. Entrando en números, para un turismo que podría entrar en los estándares de la gama media (entre los 12 y los 16 caballos fiscales) los ovetenses pagan 141 euros. Si no tiene demasiada cilindrada incluso menos: 64 euros.

Los grandes concejos

Tener coche en Gijón sale algo más económico, al menos desde este punto de vista. El recibo para esos turismos de gama media llega a los 120 euros. Mientras que en Avilés alcanza los 123,12; en Siero los 114,89; en Langreo, los 126,53, y en Mieres, algo menos, 126,34 euros.

Los ayuntamientos tienen capacidad para modificar estas tarifas y también para establecer los recargos y bonificaciones que consideren oportunas en un tributo que, según los expertos en la Hacienda pública, se justifica como contraprestación a los servicios públicos relacionados con la circulación, como el mantenimiento de las carreteras o de las señales viales. También tiene una función extrafiscal al penalizar más a los propietarios de coches más potentes y, por lo tanto, más contaminantes. Los dueños de vehículos híbridos y eléctricos suelen tener importantes bonificaciones fiscales a la hora de abonar esta tasa.

Asturias recibirá 9 millones de las ayudas al coche eléctrico

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, presentará hoy el nuevo Plan Moves III para incentivar la compra de coches eléctricos y que estará dotado con 400 millones de euros, de los que 9 irán a parar a los consumidores asturianos que estén interesados en uno de estos vehículos. En las dos ediciones anteriores, el presupuesto se agotó con rapidez por lo que el Gobierno central ha decidido aumentar considerablemente la cantidad destinada para tratar que este mercado arranque de una vez por todas. En este caso si el dinero vuelve a agotarse, el Ejecutivo ya ha avisado que está en disposición de doblar la cantidad inicialmente aportada. La forma en la que se reparte el dinero entre las diferentes comunidades autónomas ha suscitado rencillas entre los diferentes territorios. El Ejecutivo ha decidido que el reparto se realice en base a la población, con lo que las comunidades de las que forman parte Madrid o Barcelona reciben mucho menos dinero del que les correspondería si el reparto se realizara en función de los índices de matriculación. El objetivo del Gobierno es el de alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos en 2023 y llegar a los 100.000 puntos de recarga. En la anterior edición del plan, el Gobierno ofrecía ayudas de hasta 5.500 euros para la compra de un modelo de “cero emisiones”, mientras que los fabricantes aportaban un apoyo adicional de mil euros para incentivar la compra.

Los datos


  • Las diferencias. Las diferencias en el recibo de la “viñeta”, el impuesto sobre los vehículos sobre tracción mecánica que cobran los ayuntamientos, varía considerablemente en función del municipio. Las diferencias son de hasta casi 72 euros entre los más caros de la región (Cudillero y Oviedo) y los más baratos (Boal, Villanueva de Oscos y Pesoz).
  • Los paraísos fiscales. En España, según las cuentas de Automovilistas Europeos Asociados, hay 25 “paraísos fiscales” en los que lo que se paga por el impuesto de la “viñeta” es mínimo. En todo el país, los ayuntamientos esperan recaudar por este tributo cerca de 4.000 millones. La tasa se paga en función de la potencia fiscal del vehículo, en el caso de los turismos en función de la cilindrada, y en el de las motos del peso y el número de asientos.

Compartir el artículo

stats