Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Duro Felguera y su cliente negocian que la ingeniería pueda acabar su mayor obra en Rumanía

La empresa de mayoría pública Romgaz dio por terminado el contrato y anunció la ejecución de retenciones a la firma asturiana | La ingeniería y su socio local interpusieron una demanda y medidas cautelares

Sede de Duro Felguera en Gijón. | Marcos León Javier CUARTAS

Duro Felguera y la compañía rumana de mayoría estatal Romgaz han formalizado un acuerdo por el que establecerán negociaciones durante quince días para intentar alcanzar un pacto amistoso que permita a la compañía asturiana y a su socio local (Romelectro) la reanudación y finalización del ciclo combinado de 430 megavatios situado en Iernut y que fue adjudicado en 2016 por 245 millones a la alianza de Duro (70%) y Romelectro (30%).

Durante esos quince días, ambas partes aparcarán sus respectivas acciones: Romgaz dio por terminado el contrato y anunció la ejecución de retenciones contra Duro y Romelectro depositadas en el Tesoro de Rumanía como garantía del cumplimiento contractual, y Duro y su socio interpusieron una demanda contra la rescisión del contrato así como medidas cautelares ante la Corte Civil de Sibu contra la ejecución de la retenciones.

El proyecto del ciclo combinado (una de las grandes obras de Duro en situación compleja) obtuvo dos prórrogas para su ejecución antes de la pandemia y un incremento de coste de 17 millones pero, a resultas del covid, el proyecto volvió a acumular retrasos. Actualmente está ejecutado el 94,4% de la obra.

Compartir el artículo

stats