Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las nuevas térmicas de China anulan el efecto de los cierres en EE UU y Europa

El impacto climático de la clausura de centrales en Asturias queda diluido a nivel global por la expansión del carbón en el gigante asiático

Central térmica en Alemania

Central térmica en Alemania FRIEDEMANN VOGEL

El cambio climático en un problema global y las soluciones definitivas sólo pueden darse a esa escala. Durante el pasado año Estados Unidos y Europa dieron importantes pasos hacia la descarbonización de sus economía con un cierre acelerado de centrales térmicas de carbón que ha afectado de lleno a regiones como Asturias, donde dejaron de producir las plantas de Lada, Narcea II y III y Aboño I, con su correspondiente impacto socioeconómico. Sin embargo, el efecto de descarbonización de esas clausuras quedó diluido a nivel global con la puesta en marcha de nuevas instalaciones que queman mineral en países como China.

Un estudio elaborado por la organizaciones medioambientales internacionales Global Energy Monitor, Sierra Club, CREA, Climate Risk Horizons GreenID y Ekosfer concluye que “el fuerte aumento en el desarrollo de plantas de carbón en China compensó el retroceso de carbón en el resto del mundo en 2020, lo que supuso el primer aumento en el desarrollo de la capacidad de generación con carbón desde 2015”.

El informe destaca que en Estados Unidos se retiraron en 2020 un total de 11,3 megavatios (GW) de potencia eléctrica instalada en plantas de carbón y en el conjunto de la Unión Europea se retiraron un total de 10,1 GW, en los que se incluyen los de las centrales asturianas de Lada (en Langreo) y Soto de la Barca (en Tineo) y el grupo 1 de Aboño (Carreño). “Pero estas jubilaciones de plantas fueron eclipsadas por los 38,4 GW de carbón nuevo de China”, señala el informe, que destaca que el gigante asiático encargó el 76% de las nuevas plantas de carbón en el mundo durante el pasado 2020.

38,4 Gw

40

Nueva potencia de

generación con carbón

30

En 2020, en Gw

20

10

2 Gw

2 Gw

1,3 Gw

1,3 Gw

1,1 Gw

0,9 Gw

0,8 Gw

0,7 Gw

0,7 Gw

0

China

India

Japón

Indonesia

Vietnam

Alemania

Polonia

Sudáfrica

Bangladesh

R. Checa

Fuente: Boom and bust 2021

38,4

40

Nueva potencia de

generación con carbón

30

En 2020, en Gw

20

10

2

2

1,3

1,3

1,1

0,9

0,8

0,7

0,7

0

China

Japón

Vietnam

Polonia

Bangladesh

India

Indonesia

Alemania

Sudáfrica

R. Checa

Fuente: Boom and bust 2021

38,4 Gw

40

Nueva potencia de

generación con carbón

30

En 2020, en Gw

20

10

2 Gw

2 Gw

1,3 Gw

1,3 Gw

1,1 Gw

0,9 Gw

0,8 Gw

0,7 Gw

0,7 Gw

0

China

India

Japón

Indonesia

Vietnam

Alemania

Polonia

Sudáfrica

Bangladesh

R. Checa

Fuente: Boom and bust 2021

El “boom” chino

Este nuevo “boom” de la construcción de térmicas en China comenzó a estallar en marzo 2020, ya que las provincias del país utilizaron proyectos de carbón para estimular sus economías a raíz de la desaceleración económica de la pandemia del covid-19. “Iniciado a nivel provincial, el auge fue posible gracias a la flexibilización de las restricciones sobre los permisos para nuevas plantas de carbón y al aumento de los préstamos para megaproyectos por parte del gobierno central”, señala el estudio de las organizaciones internacionales, que añade que la inspección central en materia medioambiental de China emitió recientemente un informe sin precedentes criticando a la Administración Nacional de Energía por la aplicación laxa de las restricciones sobre el desarrollo del carbón, “lo que sugiere que el auge del carbón de China pronto podría ser frenado”.

A finales de este año está previsto que el Gobierno central chino publique sus objetivos para la energía del carbón en el su plan energético, pero las organizaciones internacionales ya apuntan que los modestos objetivos establecidos para la energía no fósil en el decimocuarto plan quinquenal del país (2021-2025) apuntan a que la generación de energía a base de carbón seguirá creciendo hasta el año 2025.

A mucha distancia de China, se situaron en 2020 como principales promotores de plantas de carbón India, Japón, Indonesia y Vietnam. El informe apunta que varios países asiáticos han anunciado que están cancelando o reconsiderando nuevos proyectos de energía de carbón, mientras que Japón y Corea del Sur se han comprometido a alcanzar cero emisiones netas de dióxido de carbono (CO2) para 2050.

Compartir el artículo

stats