Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro de siete concejos asturianos será vedado a los coches contaminantes

Langreo, Mieres y Castrillón pueden sumarse a Oviedo, Gijón, Avilés y Siero al ampliarse las restricciones de la ley de Cambio Climático

La ministra Teresa Ribera, subida a un vehículo cero emisiones ayer en Madrid. | E. P.

La ministra Teresa Ribera, subida a un vehículo cero emisiones ayer en Madrid. | E. P.

Oviedo, Gijón, Avilés y Siero, los cuatro concejos asturianos de más de 50.000 habitantes, tendrán que establecer en sus centros urbanos en 2023 zonas de bajas emisiones en las que se prohibirá el acceso, circulación y aparcamiento a los vehículos contaminantes. Pero además, esa misma medida deberá establecerse en Langreo, Mieres y Castrillón si se superan determinados niveles de polución.

La comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados dio luz verde el pasado jueves a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Al texto se incluyeron, antes de remitirlo al Senado, varias enmiendas que modificaron algunos de los artículos. Entre ellos está el referido a la obligación de que los municipios de más de 50.000 habitantes adopten planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación de emisiones que incluyan, entre otras medidas, el establecimiento de zonas de bajas emisiones no más tarde de 2023. A propuesta de Esquerra Republicana, y con el apoyo de PSOE y Unidas Podemos, el Congreso acordó que los municipios de más 20.000 habitantes también tengan que establecer esos límites a la circulación de vehículos si superan los valores límite de contaminantes regulados en el Real Decreto de 28 de enero de 2011 relativo a la mejora de la calidad del aire. Son unos valores límite que periódicamente son actualizados por el Gobierno con la participación de las comunidades autónomas con el objetivo de ir rebajando paulatinamente la polución.

Con esa modificación del texto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética serán siete los concejos asturianos afectados por el establecimiento de zonas de bajas emisiones. Oviedo, Gijón, Avilés y Siero, al tener más de 50.000 habitantes, tendrán que establecer esas limitaciones al tráfico de vehículos contaminantes que en su día aprobó con polémica el Ayuntamiento de Madrid (el denominado plan Madrid Centro), pero además Langreo, Mieres y Castrillón también deberán fijar esos limites si superan unos determinados niveles de polución al tener más de 20.000 habitantes.

Otras medidas

Las barreras a los vehículos contaminantes deberán ir acompañadas de medidas para facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte asociados con hábitos de vida saludables. Además tendrán que establecerse corredores verdes intraurbanos que conecten los espacios verdes de los cascos urbanos con las grandes áreas verdes periurbanas. Los planes de movilidad urbana sostenible deberán incluir medidas para la mejora y uso de la red de transporte público, incluyendo medidas de integración multimodal; medidas para la electrificación de la red de transporte público y el uso de otros combustibles sin emisiones de gases de efecto invernadero, como el biometano; medidas para fomentar el uso de medios de transporte eléctricos privados, incluyendo puntos de recarga, y medidas de impulso de la movilidad eléctrica compartida.

Compartir el artículo

stats