Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado achaca a la prolongada formación que seis de cada diez jóvenes estén inactivos

La oposición replica al Gobierno regional que los estudios se alargan por la falta de trabajo y reclama un giro en las políticas de empleo

La consejera de Presidencia, Rita Camblor.

La consejera de Presidencia, Rita Camblor.

Seis de cada diez jóvenes asturinos (menores de 30 años) ni trabajan ni buscan empleo. Es la tasa de inactividad más alta de España y a juicio de la consejera de Presidencia, Rita María Camblor, y de la directora del Instituto Asturiano de la Juventud, Clara Sierra, esa situación está vinculada con las altas tasas de formación superior en Asturias y la prolongación de los estudios. “Que los jóvenes estén muy bien formados es bueno”, aseguraron Camblor y Sierra, a lo que los representantes de los partidos de la oposición replicaron que en muchos casos se prolonga el periodo de estudios por la falta de empleo en la región y que la sobrecualificación también conduce a la frustración.

La consejera de Presidencia compareció en la Junta General del Principado a petición del PP para informar sobre la situación socioeconómica de los jóvenes asturianos por el impacto de la pandemia. Camblor señaló que el Gobierno regional “es consciente” de que la crisis del coronavirus ha afectado de manera especial a los jóvenes y apuntó que el crecimiento del paro en ese sector de la población está vinculado a la caída de actividad en la hostelería, el turismo y el ocio, “donde la presencia de jóvenes es muy alta”.

Camblor reconoció que hay jóvenes que dejan la región por la falta de expectativas laborales y afirmó que “no se puede superar la crisis dejando de lado a la juventud”. Enumeró las iniciativas que tiene en marcha el Gobierno regional, desde el plan “Joven Ocúpate”, dotado este año con cuatro millones de euros, a los 250 contratos de prácticas en los ayuntamientos, pasando por las escuelas taller, la subvenciones a empresas por contratar a jóvenes, los nuevos ciclos de FP (Acondicionamiento Físico, Energías Renovables y Animación 3D), la reducción de los precios de los master de la Universidad de Oviedo que son habilitantes para ejercer una profesión o el incremento este año en 1,7 millones (hasta 4,5 millones) de las ayudas para las emancipación.

“Lo que ustedes proponen se ha demostrado, con los datos, que no funciona. Se necesita un giro de 180 grados en la políticas de juventud porque llevamos décadas expulsado a jóvenes de esta comunidad. Hay que poner fin a esta sangría porque de lo contrario no tendremos futuro”, afirmó Pablo Álvarez-Pire, diputado del PP.

“La situación de los jóvenes es dramática. Los años de estudios se prolongan porque no encuentran trabajo y carecen de certidumbre para un proyecto de vida en esta tierra”, destacó Luis Carlos Fanjul, diputado de Ciudadanos.

Rafael Palacios, diputado de Podemos, calificó de “preocupante” el descenso de las tasas de emancipación y lamentó que Asturias “sea el primer exportador de materia prima humana”. “Formamos a los jóvenes y los enviamos a otras regiones o países mientras que aquí la edad media de las personas no deja de aumentar”, resaltó Palacios, que también alerto del “drama post ERTE” porque la población joven es la que tiene mayor riesgo de perder el empleo cuando se cierre el paraguas de las regulaciones.

Leyendas urbanas

La portavoz de IU, Ángela Vallina, demandó “políticas de juventud en las que los jóvenes sean sujetos activos” y el diputado de Foro, Pedro Leal, lamentó que “muchos años después de que un Gobierno del PSOE calificara de leyenda urbana la marcha jóvenes de la región, cada vez son más lo que se van”. “Con unos presupuestos continuistas no se resuelve el problema”, añadió.

El portavoz de Vox, Ignacio Blanco, señaló que “las medidas traumáticas” para combatir la pandemia “han agudizado la situación de los jóvenes”. A juicio de Blanco la solución no pasa por aumentar las ayudas. “Los jóvenes quieren trabajo, no subsidios. Con impuestos altos no hay empresas y sin ellas no hay oportunidades”, señaló Blanco.

UGT y CC OO piden ayudas para trabajadores en ERTE

UGT y CC OO instaron ayer al Gobierno regional a que dirija ayudas a los trabajadores “olvidados” en los fondos para paliar los daños económicos derivados de la pandemia. Los secretarios generales de UGT, Javier Fernández Lanero, y de CC OO, José Manuel Zapico, pidieron a la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, que “amplíe el escudo social” a estos trabajadores que están en una situación de emergencia. En concreto, solicitaron ayudas complementarias a los trabajadores en ERTE, a los que hayan quedado sin subsidio de desempleo y a personas mayores de 55 años “para hacer más transitable su camino a la jubilación”. Los líderes sindicales urgieron al Principado a que habilite un crédito extraordinario que vaya destinado concretamente a esos trabajadores y apuntaron que en Cantabria, País Vasco, Navarra, Valencia y Andalucía ya existen este tipo de subvenciones.

Compartir el artículo

stats