Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias es una de las regiones con mayor presión fiscal, superior a la media europea

La carga impositiva regional está 15 puntos por encima del conjunto nacional y 25 de la UE, dice un informe del Instituto de Estudios Económicos

INFOGRAFÍA: Presión fiscal en Asturias

Asturias es una de las comunidades con una mayor presión fiscal de España, las cargas impositivas que soportan los asturianos están por encima de la media europea y son superiores a la que tiene la vecina Francia –que últimamente ha anunciado bajadas de algunos impuestos, como el de sucesiones y donaciones– o países del otro lado del Atlántico como México. Así lo señala un informe elaborado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) y que sitúa la presión fiscal de la región 15 puntos por encima de la media nacional, y a 25 de la europea. Según un baremo creado por esta misma institución, Madrid y el País Vasco son las dos únicas regiones que tienen una presión fiscal normativa (entendida como la carga de gravámenes, al margen de la recaudación) menor que la media comunitaria y, según el análisis, son las únicas que “van en la buena dirección” para ganar en competitividad y “acercarse a las mejores prácticas impositivas internacionales”.

El estudio fija la carga de impuestos del conjunto de Europa como la media sobre la que evaluar a las regiones españolas o a diversos países, y a partir de ahí extraer conclusiones. El informe se publica, además, en un momento sensible. El Gobierno central acaba de crear un comité de expertos en el que figura el profesor de Hacienda Pública de la Universidad de Oviedo Carlos Monasterio, que tiene el objetivo de ir sentando las bases de un nuevo modelo fiscal para el país. No obstante, el Ejecutivo viene lanzando desde hace tiempo mensajes que pueden interpretarse como contradictorios sobre este asunto, ya que, de primeras, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que se va a revisar el sistema tributario español para elevar la capacidad tributaria y favorecer la armonización de las tasas entre las comunidades, en una clara alusión a la Comunidad de Madrid, acusada por otras regiones de competencia fiscal. Sin embargo, unos días después la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, dijo que “no es el momento de subir impuestos”.

Los empresarios asturianos ya han alertado de que un alza de los tributos en un momento como este complicaría mucho la recuperación económica. Es más, Belarmino Feito, presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), asegura que ya se está dando el caso de empresarios que están trasladando sus actividades a las vecinas León o Cantabria, territorios más amables desde el punto de vista fiscal.

La presión fiscal en España

Guipúzcoa

Base UE=100. Datos de 2020

Vizcaya

Países europeos con

mayores presiones

92,9

88,9

Álava

Media nacional

Asturias

Cantabria

89,8

125

111,1

110

Italia

Polonia

Portugal

132,2

128,6

128,2

Galicia

111,4

Navarra

115,1

La Rioja

107,8

Países europeos con

impuestos más bajos

Cataluña

Castilla y León

134,5

Aragón

112,9

124,4

Suiza

Letonia

Estonia

81,9

70,8

46,9

Madrid

87,6

Baleares

112

C. Valenciana

121,7

Extremadura

Castilla-La Mancha

120,2

109,1

Murcia

110,2

Andalucía

112

Canarias

102,5

Fuente: Instituto de Estudios Económicos

La presión fiscal en España

Base UE=100. Datos de 2020

Guipúzcoa

Vizcaya

92,9

88,9

Media nacional

Álava

Asturias

Cantabria

89,8

125

111,1

110

Galicia

Navarra

111,4

115,1

La Rioja

107,8

Cataluña

Castilla y León

134,5

Aragón

112,9

124,4

Madrid

87,6

Baleares

112

C. Valenciana

Castilla-La Mancha

Extremadura

121,7

120,2

109,1

Murcia

110,2

Andalucía

112

Canarias

102,5

Fuente: Instituto de Estudios Económicos

Países europeos con

mayores presiones

Países europeos con

impuestos más bajos

Suiza

Letonia

Estonia

Italia

Polonia

Portugal

81,9

70,8

46,9

132,2

128,6

128,2

La presión fiscal en España

Guipúzcoa

Base UE=100. Datos de 2020

Vizcaya

Países europeos con

mayores presiones

92,9

88,9

Álava

Media nacional

Asturias

Cantabria

89,8

125

111,1

110

Italia

Polonia

Portugal

132,2

128,6

128,2

Galicia

111,4

Navarra

115,1

La Rioja

107,8

Países europeos con

impuestos más bajos

Cataluña

Castilla y León

134,5

Aragón

112,9

124,4

Suiza

Letonia

Estonia

81,9

70,8

46,9

Madrid

87,6

Baleares

112

C. Valenciana

121,7

Extremadura

Castilla-La Mancha

120,2

109,1

Murcia

110,2

Andalucía

112

Canarias

102,5

Fuente: Instituto de Estudios Económicos

El informe elaborado por el Instituto de Estudios Económicos señala que, aunque existen diferencias por regiones,” se observa que la mayor parte de las comunidades tiene una presión fiscal sensiblemente peor que la de la media europea”. Asturias es la segunda con una mayor opresión, solo superada en el ranking por Cataluña y casi a la par de Aragón. Este estudio liga también el nivel impositivo a la competitividad de los territorios y, para hacer esa comparación, utiliza una estadística elaborada por la Unión Europea en la que el Principado no sale del todo mal parado. Es la sexta región más competitiva del país. Aun así, se encuentra ligeramente por debajo de la media española –está a mitad de tabla– y también de la europea. “El sistema fiscal es un pilar clave para que las regiones sean competitivas y así sean capaces de atraer inversiones y, por lo tanto, crear empleo”, señala el informe.

Hay cinco impuestos a los que presta especial atención el informe: el de sucesiones y donaciones; el de patrimonio; el de transmisiones patrimoniales onerosas; el de la renta, y, por último, el de actos jurídicos documentados, y que marcan esa presión fiscal. Los analiza poniendo diversos ejemplos y situaciones. En el caso del IRPF, Asturias está en un grupo de recaudación intermedio, aunque en todos los casos analizados (para un contribuyente con unos ingresos de 20.000 euros, de 45.000 y de 300.000) está siempre ligeramente por encima de la media.

En el caso del impuesto de patrimonio la región está entre las comunidades en las que menos se paga. Un contribuyente con un patrimonio de 800.000 euros abonaría 220 euros, una cantidad discreta comprada con los 1.164 que abonaría en Aragón, pero lejos de los cero que se pagan en Madrid. Sin embargo, en el ejemplo propuesto para sucesiones Asturias está en cabeza de forma muy destacada. El caso expuesto es el de un soltero de 30 años que hereda bienes de su padre por valor de 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda del fallecido. En ese caso un heredero asturiano pagaría 103.135 euros, frente a uno de Andalucía, Cantabria o Galicia que estaría exento de pagar. El Principado también ocupa un puesto destacado en lo que se abona por la tasa que grava las donaciones.

Compartir el artículo

stats