Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tienda de libros digital

Bookshop.org, al rescate de la librería de barrio

Aterriza en España la plataforma que reparte hasta el 25% de los ingresos con las librerías independientes

Imagen de Librería Cartabón, en Vigo.

Desde esta semana hay un nuevo jugador en la partida editorial en España. Se llama Bookshop.org y, aunque su equipación a simple vista es la de una potencia extranjera, quiere vestir la camiseta local. Esta empresa de venta de libros online tiene presencia en Estados Unidos y Reino Unido, donde aglutina a más de 1.500 librerías de proximidad, con una facturación de 55 millones de dólares.

Fundada en enero de 2020, opera desde el lunes en el mercado español, donde por ahora ha convencido a unos 200 establecimientos, movidos por la posibilidad de encontrar otro recurso con el que mantenerse en pie. "Toda ayuda es poca", asegura Gonzalo Pérez, encargado en Librería Cartabón, que lleva 35 años funcionando en Vigo. "Las pequeñas librerías no podemos entrar en este juego de descuentos y transportes gratis, porque no tenemos margen para ello", resume. 

La particularidad de Bookshop.org es su vocación de "apoyar financieramente" a las librerías de barrio, como expone en su web. Un leitmotiv que inspiró a Marc Subirats y Marta Marrón, impulsores de Bookshop.org en España, a traerse el proyecto a casa. "Buscando modelos que hubieran funcionado en otros países conocimos la iniciativa que acababa de nacer en EEUU, de la mano de varios editores independientes", relata Marrón. "Entendimos la filosofía y pensamos que sería bueno contar con esta herramienta y este modelo en nuestro país", añade.

Cómo funciona

El modelo consiste, esencialmente, en asignar una comisión por cada venta a las librerías que se adhieren a este ecommerce especializado. Lo que ofrece es un fondo bibliográfico propio, generado a la antigua usanza, es decir, negociando con editoriales y distribuidoras. Al entrar en la web de Bookshop.org, el lector podrá elegir el título que desea y, además, tendrá la opción de seleccionar como favorita una de las librerías asociadas, a la que se vinculará la transacción. Cuando esto sucede, la librería recibe el 25% de la venta de ese libro y de cualquier otro que compre a través de la plataforma en un futuro.

Las librerías independientes tienen otra vía para obtener ingresos por darse de alta en Bookshop.org: cada vez que lector compra un libro sin haber seleccionado una librería específica, la comisión huérfana del 25% va a parar a una hucha común. Este dinero se reparte entre todas las librerías asociadas, de forma lineal y equitativa, cada trimestre. 

Como copropietarios de la librería La Memòria (Barcelona), Subirats y Marrón vivieron con preocupación el cierre propiciado por el confinamiento. Sin Sant Jordi en Cataluña o Feria del Libro en Madrid, los libreros y libreras españoles auguraban un año negro, aunque lograron cerrar 2020 con un descenso de las ventas de solo el 8%. "Mucho menos de lo que esperábamos", corrobora Álvaro Manso, portavoz de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal).

Una mayor visibilidad

La respuesta de los clientes, que "se han volcado", junto con una campaña de Navidad muy buena y las ventas digitales, contribuyeron a que la caída no haya sido tan dura. Y esta es una de las razones por las que Manso considera positiva la llegada de Bookshop.org, que proporciona un importante refuerzo en la presencia online de las tiendas de libros de barrio.

"A veces pensamos que cuando hay mucha oferta se diluye la atención de los lectores. Pero también es verdad que en internet se ha producido una concentración muy grande en algunas plataformas, con un afán monopolista, y en este sentido Bookshop quiere quitarle la cuota a Amazon; es lo que dicen", explica.

A favor de Bookshop.org también juega la venta derivada, es decir, el hecho de que se encargan de la gestión, preparación, envío y seguimiento de los pedidos. Según define Marta Marrón, "ha sido diseñada para las librerías de proximidad". Pero, ¿y la ganancia para la empresa? "Su objetivo es cubrir costes y ser capaz de aportar una tecnología y un modelo de gestión de pedidos que les permita -a las librerías- competir en la venta de libros online", dice la impulsora del proyecto.  

Se trata de una vocación de ayuda aparentemente solidaria que Cegal pone en valor, así como el que hayan llamado a su puerta en busca de una forma de colaboración. Este acercamiento se ha condensado en un acuerdo de buenas prácticas ajustado al mercado español. "Han admitido lo que pedíamos", celebra Álvaro Manso.

Por ejemplo, en lo que se refiere a la fidelidad de un cliente con la librería elegida, que no tendrá caducidad y se mantendrá "hasta que cambias la librería de referencia, eso se ha conseguido". También se modifica el tratamiento de datos, que pertenecerán a las librerías y para cuyo uso Bookshop.org tendrá que pedir autorización. Y se incluirá un representante de Cegal en el consejo de administración de Bookshop.org, para avanzar conjuntamente en los planes de crecimiento de la compañía con los intereses de los libreros en mente. 

Con todo, existen voces críticas que rechazan la implantación de la plataforma y desconfían de otra competencia centralizada. "Hay librerías que no ven el sistema que presenta", reconoce Manso, que zanja el debate asegurando que hacer equipo o no con este nuevo jugador será, al final, "una decisión personal de cada librero".

Compartir el artículo

stats