Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así serán los efectos del ERE de Caixabank en Asturias, la mayor reestructuración de la banca española

El banco descarta las prejubilaciones y quiere que las salidas sean voluntarias

Una oficina de Caixabank y otra de Bankia en la calle Uría de Oviedo.

Una oficina de Caixabank y otra de Bankia en la calle Uría de Oviedo.

Caixabank ha iniciado las negociaciones con los sindicatos para aligerar su plantilla tras haber absorbido Bankia. El resultado es que la compañía bancaria ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que incluye la amortización de 8.291 puestos de trabajo, casi uno de cada cinco de los que la entidad tiene en nómima. Este terremoto sobre el empleo también tendrá efectos sobre la red de oficinas. El planteamiento de la entidad catalana es la de echar el cierre al 27% de sus oficinas. Serían 1.534 las que no volverían a abrir.

El ERE también se dejará sentir en Asturias donde el banco, tras su unión con Bankia, cuenta con 49 oficinas. La dirección de la entidad ha señalado a los sindicatos que en Asturias quiera amortizar 65 empleos, de los 293 que tiene en el Principado. Lo que no está tan claro es el número de oficinas que la entidad financiera puede cerrar. De hecho, no lo desveló así de primeras. Solo le transmitió a las centrales que en lo que define zona norte (y en la que se incluyen las comunidades de País Vasco, Cantabria, Galicia y Asturias) tiene previsto echer la persiana a 250 de sus oficinas bancarias, pero no llegó concretar más.

El banco ha descartado las prejubilaciones y tratará de que las salidas se produzcan con arreglo a la máxima voluntariedad y la meritocracia. El criterio preferente de la adscripción voluntaria podrá rechazarse por superarse el límite de los excedentes en cada área o provincia o para evitar un desequilibrio generacional.

En caso de que no se alcance el excedente con la adscripción voluntaria, la adscripción se realizara por criterio de mérito, a través de la valoración del desempeño profesional de los últimos años.

De este modo, a pesar de que se preveía que gran parte de las salidas fuera asumidas por los mayores, el banco pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50% a personas con más de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad.

Del total de despidos propuestos, hasta 5.742 de ellos se aplicarán sobre sucursales y unos 688 sobre filiales; mientras que 1.611 empleos se recortarán en servicios centrales y hasta 250 de ellos en direcciones territoriales.

Además, el banco ha establecido cuatro grupos de salida para el Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Así, ha propuesto hasta 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades para los mayores de 63 años. De 58 a 63 años, con más de 15 años de antigüedad, la mitad del salario pensionable con descuento del desempleo y pago del convenio de la Seguridad Social.

Asimismo, para los trabajadores de entre 55 a 58 años con 15 años de antigüedad ofrece el 50% del salario regulador con máximo de dos anualidades. El resto de la plantilla tendría 25 días por año trabajado con un tope de 18 mensualidades.

Respecto a oficinas, el podrecimiento se saldará con el cierre de 1.534 de ellas y los criterios se basarán en el tamaño del municipio y competencia bancaria en la plaza; la distancia entre oficinas de ambas entidades; la cuota de presencia y solapamiemtos; evitar la exclusión financiera y potenciar oficinas de mayor tamaño y especialización.

Esta primera oferta puesta sobre la mesa por CaixaBank se enmarca en el procedimiento de despido colectivo que va a acometer como consecuencia de la absorción de Bankia, aunque la afectación final dependerá del empeño y el esfuerzo de la mesa negociadora.

Además, CaixaBank se ha comprometido a poner en marcha un plan de recolocación para que la gente que abandone la entidad encuentre un nuevo empleo en el periodo más corto posible.

La entidad habría explicado a los sindicatos que las causas del ERE son productivas y organizativas, resultado de la fusión y del entorno actual del mercado, así como de la evolución de los clientes hacia lo digital.

Compartir el artículo

stats