Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hidrógeno aún está verde en Asturias

El Gobierno impulsará con 1.500 millones de fondos europeos un polo del gas renovable y Cataluña y País Vasco tienen listos sus consorcios con productores y grandes consumidores

Planta piloto de producción de hidrógeno

Planta piloto de producción de hidrógeno

Asturias quiere mantener su peso como región productora de energía y, apagado el carbón, aspira a ser el polo español del hidrógeno “verde” con la ayuda de fondos europeos. Hay proyectos de producción para lanzar la candidatura, pero también una feroz competencia de otras regiones, que en algunos casos van unos pasos por delante al contar con iniciativas de generación, pero también de consumo a gran escala.

El plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, que está dotado con 70.000 millones de ayudas directas de la UE hasta 2023, reserva 1.555 millones para impulsar el hidrógeno “verde”, según el esquema presentado este mes por el presidente Pedro Sánchez. Buena parte de ese dinero se destinará a impulsar, con iniciativa público-privada, un “valle del hidrógeno renovable” en el que se localizarían productores y consumidores industriales del gas “verde”. Una gran oportunidad para Asturias, pero también para otras regiones como Cataluña y País Vasco, que ya tienen formados sus consorcios, en marcha sus primeros proyectos de generación y una garantía de consumo de la industria petrolera y química. En el Principado hay iniciativas para producir hidrógeno, pero aún falta la garantía de un gran consumidor como puede ser ArcelorMittal, que duda si va a ligar su futuro en la región al combustible renovable. Y, además, el tiempo juega en contra porque el Gobierno quiere destinar los fondos europeos a “proyectos maduros”.

El consejero de Industria del Principado, Enrique Fernández, ha destacado en varias ocasiones que Asturias “cuenta con capacidades para entrar en la carrera del hidrógeno verde”, un gas obtenido exclusivamente a partir de energía renovable que es clave para desplazar a otros combustibles fósiles y descarbonizar sectores difíciles de electrificar como el transporte pesado o la gran industria.

El plan de Asturias.

El Principado fía en el hidrógeno parte de sus posibilidad de captar fondos europeos para un gran proyecto. Creó la Mesa Regional del Hidrógeno (de la que ya forman parte 37 entidades y empresas) para impulsar, canalizar y coordinar iniciativas y “que cuando salgan las convocatorias de ayudas, podamos presentar proyectos viables y competitivos”, señaló Belarmina Díaz, directora general de Energía del Principado. En Asturias ya se han presentado 24 manifestaciones de interés, valoradas en 3.200 millones, vinculadas con toda la cadena de valor del hidrógeno, desde la producción al consumo, pasando por la fabricación de componentes, la distribución, el almacenaje, el uso para el transporte o la exportación. Entre los proyectos destaca el de Enagás y Naturgy para producir hidrógeno en una planta de electrólisis en el puerto de El Musel a partir de 350 MW energía eólica de parques marinos flotantes y uno terrestre, el que ya está tramitando Naturgy en Tineo y que constará de 15 aerogeneradores de 200 metros de altura con una potencia de 90 MW. Junto a ese gran proyecto también están los de Iberdrola y EDP para reaprovechar sus centrales térmicas de carbón en Asturias para producir hidrógeno; el de Hunosa, Duro Felguera y Nortegás para producir hidrógeno con energía solar y agua de mina e inyectarlo en la red de gas y también utilizarlo para impulsar flotas de autobuses urbanos como los de Oviedo, y el que estudia Ingesanc para crear una planta de electrólisis alimentada por la energía generada por los 93.500 paneles solares que pretende instalar en la antigua mina de carbón a cielo abierto de Cerredo, en Degaña.

Los planes de las empresas.

El proyecto de Enagás y Naturgy para generar hidrógeno en el puerto de Gijón es el más maduro al tener en marcha los trámites para desarrollar uno de sus parques eólicos y tener previsto aprovechar instalaciones de la planta regasificadora de El Musel. No obstante, está concebido para que la producción de gas renovable la consuma la gran industria y en el plan se cita expresamente a la siderurgia. Sin embargo, hasta el momento ArcelorMittal no ha decido si va a invertir en la adaptación de sus plantas en Asturias para sustituir el coque por hidrógeno. Antonio Llardén, presidente ejecutivo de Enagás, señaló este semana en un encuentro con analistas que los proyectos de hidrógeno como el de Asturias podrían estar en desarrollo como muy pronto “en 2023 o 2024”, en el límite para poder optar a la primera fase de los fondos europeos. Además, fuentes de Naturgy apuntaron que ese proyecto solo se ejecutará si tiene el respaldo de las ayudas de la UE. No es el único plan de hidrógeno que impulsan Enagás y Naturgy en España. Llardén apuntó que Enagás tienen en cartera en estos momentos 34 proyectos junto con otros socios. Están valorados en 5.932 millones. “Tenemos proyectos en todas las comunidades autónomas”, señaló Llardén. Otras grandes compañías que manejan proyectos de hidrógeno en Asturias, como Iberdrola, también tienen planes en casi todas las comunidades. En este caso, según señalaron fuentes de Iberdrola, son 53 proyectos que movilizarían 2.400 millones. Endesa, que no apuesta por Asturias, tiene 23 proyectos –varios en antiguas centrales de carbón– de 2.900 millones.

El plan de Gobierno.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez prevé destinar 1.555 millones de fondos europeos al desarrollo del hidrógeno renovable hasta 2023. Sara Aagesen, secretaria de Estado de Energía, explicó en un encuentro organizado por la CEOE que buena parte del dinero se destinará a impulsar “un clúster o valle del hidrógeno que localice en un polo industrial a los principales consumidores de hidrógeno y con gobernanza público-privada”. Sería uno de los denominados Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) que tendrán prioridad en la captación de ayudas europeas. Ya se han identificado de forma preliminar seis PERTE y uno de ellos es el de “generación energéticas mediante hidrógeno verde”, cuya ubicación no se ha desvelado. Asturias es candidata, pero también otras regiones.

La futura red europea de hidrógeno

Estocolomo

Göteborg

Conducciones de gas natural reconvertidas para hidrógeno

Copenhague

Nuevas conducciones a construir

Hamburgo

Posibles conducciones adicionales

Ámsterdam

Berlín

Localizaciones potenciales de almacenamiento

Hannover

Colonia

Futuros centros industriales ligados al hidrógeno

Praga

Leipzig

París

Stuttgart

Múnich

Lyon

Milán

Burdeos

La Coruña

Gijón

Venecia

Bilbao

Marsella

Zaragoza

Madrid

Barcelona

Roma

Puertollano

Valencia

Huelva

Tarifa

Palermo

Almería

Vista de la regasificadora de El Musel.

La futura red europea

de hidrógeno

Estocolomo

Göteborg

Copenhague

Hamburgo

Ámsterdam

Berlín

Hannover

Colonia

Praga

Leipzig

París

Stuttgart

Múnich

Lyon

Milán

Burdeos

La Coruña

Gijón

Venecia

Bilbao

Marsella

Zaragoza

Madrid

Barcelona

Roma

Puertollano

Valencia

Huelva

Tarifa

Palermo

Almería

Conducciones de gas natural reconvertidas para hidrógeno

Nuevas conducciones a construir

Posibles conducciones adicionales

Localizaciones potenciales de almacenamiento

Futuros centros industriales ligados al hidrógeno

La futura red europea de hidrógeno

Estocolomo

Göteborg

Conducciones de gas natural reconvertidas para hidrógeno

Copenhague

Nuevas conducciones a construir

Hamburgo

Posibles conducciones adicionales

Ámsterdam

Berlín

Localizaciones potenciales de almacenamiento

Hannover

Colonia

Futuros centros industriales ligados al hidrógeno

Praga

Leipzig

París

Stuttgart

Múnich

Lyon

Milán

Burdeos

La Coruña

Gijón

Venecia

Bilbao

Marsella

Zaragoza

Madrid

Barcelona

Roma

Puertollano

Valencia

Huelva

Tarifa

Palermo

Almería

Vista de la regasificadora de El Musel.

El plan de Cataluña.

Está tan en sintonía con los planes del Gobierno, que utiliza su nomenclatura y se denomina Valle del Hidrógeno de Cataluña. Reúne a más de 100 actores público-privados (empresas, universidad, administraciones...) y tiene 30 proyectos en la industria química, la movilidad, la economía circular, las infraestructuras para el hidrógeno, la I+D+i y la formación.

El plan del País Vasco.

El Gobierno Vasco presentó esta semana en el Parlamento su estrategia para ser el polo del hidrógeno en España. Su principal baza es el denominado Corredor Vasco del Hidrógeno, liderado por Petronor –que proyecta tres plantas de producción, una de ellas en marcha este mismo año–, con iniciativas en toda la cadena de valor del gas renovable y con colaboración entre empresas, centros tecnológicos, universidades y administraciones.

Los planes de otras regiones.

En Galicia, Castilla y León y Aragón hay proyectos de transformación de centrales de carbón en plantas de hidrógeno, la Comunidad Valenciana quiere utilizar el hidrógeno para descarbonizar la industria del azulejo, Murcia y Baleares también proyectan sus polo del gas renovable y Castilla-La Mancha ya tiene en marcha una plata promovida por Iberdrola y Fertiberia para descarbonizar con hidrógeno la industria del fertilizante.

Compartir el artículo

stats