Los comités de empresa de las plantas de ArcelorMittal en Asturias (Gijón, Avilés y Aboño) aprobaron ayer, a petición de UGT, explorar las vías legales necesarias para exigir a la siderúrgica que reactive la jubilación anticipada de sus trabajadores. El sindicato también señaló que la multinacional tendrá que regularizar el 0,5% de los salarios, que ya había adelantado.