Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alicante

Turismo avala un plan urbanístico en Benidorm para poder edificar 20 hoteles y 2.000 pisos

La Dirección General concluye que el sector Ensanche Levante se ajusta a la legislación y favorecerá el desarrollo de nuevas infraestructuras turísticas de calidad - El proyecto abarca 575.000 m2 y podría disponer de todos los permisos a final de año

Estado actual del sector donde se desarrollará Ensanche Levante y superficie que abarca.

Estado actual del sector donde se desarrollará Ensanche Levante y superficie que abarca.

"Cumple con los requisitos de fomentar la diferenciación y reconocimiento en base a la calidad y la gestión medioambiental, la adecuación global de establecimientos y servicios al turismo accesible, la incorporación de elementos diferenciadores en la oferta de alojamiento y el fomento de empresas de actividades y servicios turísticos". La Dirección General de Turismo y Turisme Comunitat Valenciana han dado luz verde al proyecto urbanístico Ensanche Levante de Benidorm, antes conocido como sector Armanello, y han avalado que el mismo se ajusta a la legalidad. Esto es, tanto al Plan de Espacios Turísticos de la Comunidad Valenciana como al Libro Blanco para una Nueva Estrategia Turística y a la legislación turística aplicable en estos casos. Así lo han dado a conocer los promotores de este proyecto, una agrupación de interés urbanístico (AIU) integrada por la mayoría de los propietarios del suelo, en cuyo proyecto de urbanización se reserva una superficie muy importante para la construcción de nuevos hoteles.

Turismo avala un plan urbanístico en Benidorm para poder edificar 20 hoteles y 2.000 pisos D.I.

El plan urbanístico del Ensanche Levante representa la mayor bolsa de suelo pendiente de urbanizar en Benidorm: algo más de 575.000 metros cuadrados ubicados entre las avenidas de la Comunidad Valenciana, Bernat de Sarrià y la parte trasera a la avenida de Europa. Antiguamente, albergó decenas de casas de huerta que sus propietarios abandonaron hace más de dos décadas amenazados por un proyecto de urbanización adjudicado en el año 2001 al polémico constructor alicantino Enrique Ortiz y que el Ayuntamiento tuvo que rescatar quince años después, tras varios pleitos y requerimientos al urbanizador que quedaron en balde. En 2016, aquellos mismos propietarios que tuvieron que abandonar sus casas se aliaron en una agrupación de interés urbanístico —de la que también forma parte el propio Ortiz con un alto porcentaje de suelo— para desarrollar por sí mismos el sector, que se tuvo que volver a tramitar desde el principio y encara ahora la recta final. Fuentes de la AIU avanzaron que para el segundo semestre de 2021 podría estar lista toda la documentación, con lo que confían en que la aprobación definitiva del Plan Parcial llegue para final de año.

De los 575.000 metros cuadrados de suelo, casi dos tercios de la supe

rficie a edificar se destinarán a la construcción de hoteles. De hecho, el proyecto prevé la incorporación de hasta 20 establecimientos hoteleros, 1.564 viviendas turísticas y 782 pisos residenciales, en rascacielos de hasta 20 pisos de altura, además de infraestructuras como viales, zonas verdes, parques y otros servicios.

15 informes sectoriales

Los promotores de Ensanche Levante han recopilado ya hasta 15 informes sectoriales emitidos por las administraciones públicas competentes, tanto de la Generalitat como del Gobierno central, que suponen todo un espaldarazo para el desarrollo de este plan parcial, que también cuenta ya con el visto bueno de los técnicos municipales.

Por lo que respecta al último informe dado a conocer ayer por la AIU, el relativo a la vertiente turística, Turismo reconoce que este proyecto cumple con todos los requisitos exigidos por la nueva legislación, entre ellos que la actividad de los establecimientos turísticos se ajuste «a las buenas prácticas medioambientales incorporando técnicas de sostenibilidad dirigidas a la racionalización de los consumos energéticos y producción de residuos, reutilización de materiales, minimización de impactos por humos, olores y ruidos, y además contribuirán a la mejora del entorno y la integración paisajística».

Estado actual: Una zona degradada tras años de total abandono

Pese a estar ubicado en la zona de mayor proyección del municipio, el sector Armanello de Benidorm representa en la actualidad el peor escaparate de la ciudad, donde la degradación es patente tras años de total abandono. De hecho, como ya ha venido contando en reiteradas ocasiones este diario, las casas que todavía siguen en pie en esta partida son refugio de familias okupas y de pequeños delincuentes, que han hecho también de la zona un importante foco de inseguridad ciudadana. En los últimos meses, la falta de limpieza y las malas condiciones de la zona también han hecho que los incendios sean demasiado frecuentes. Ahora, el proyecto Ensanche Levante permitirá dejar atrás esta oscura etapa.

Compartir el artículo

stats