La comisión gestora del Fondo estatal de rescate ha designado a dos directivos de la SEPI, ambos con perfiles muy técnicos, para representar al Estado como consejeros de Duro Felguera. La compañía tiene dos plazas vacantes, que pasarán a ocupar César Hernández y Miguel Ángel Santiago.

Hernández, licenciado en Ciencias Económicas y diplomado en Desarrollo Directivo, es director de Planificación y Control de SEPI. Antes fue subdirector de Planificación y Seguimiento en el Instituto Nacional de Industria (INI), antecesor de la SEPI.

Fue consejero de Sepides y en la actualidad es miembro de la Comisión de Auditoría de Mercasa, participada por la SEPI.

Miguel Ángel Santiago es director corporativo de esta sociedad estatal, especialista en sector bancario y fue profesor de la Escuela de Negocios de Andalucía. Es licenciado en Derecho.

Ambos se sumarán, junto con el próximo consejero delegado (Jaime Argüelles), a un consejo de Duro que cuenta con otros cuatro miembros, todos ellos independientes y economistas: la profesora Roza Aza (presidenta no ejecutiva) y los vocales José Julián Massa (profesor de Cunef y asesor principal de Bolsas y Mercados) y los exministros socialistas Valeriano Gómez y Jordi Sevilla.

La composición del consejo de Duro se fijó en 8 miembros, aunque puede oscilar entre 6 y 12.