Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“La pyme tendrá fondos de la UE”, asegura el Principado ante la alarma empresarial

El Gobierno regional quiere aprovechar el dinero europeo para que las compañías ganen tamaño: el 96% tienen menos de diez empleados

Vista del parque tecnológico de Gijón.

Vista del parque tecnológico de Gijón. Ángel González

El Principado garantizó ayer que la pequeña y mediana empresa asturiana (la pyme) podrá captar parte de los fondos europeos que a partir de la segunda mitad del año comenzará a repartir Bruselas para intentar reactivar a la economía comunitaria tras la pandemia. La directora de la Oficina de Proyectos Europeos del Principado, Raquel García; la directora general de Industria, Rosana Prada; y el director general de Innovación, Iván Aitor Lucas, destacaron ayer durante unas jornadas organizadas por la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) las líneas de ayudas de las que se pueden beneficiar estas compañías. Entre ellas, resaltaron aquellas dirigidas para darle un revolcón tecnológico al sector turístico y las que van destinadas a modernizar el comercio.

Las explicaciones llegaron después de que diversas asociaciones empresariales –como la propia FADE o Femetal– hubieran expresado sus dudas sobre la posibilidad de que, entre tanto megaproyecto de multinacionales y grandes empresas, a la pyme le fuera a tocar alguna de estas ayudas de la UE. Temían que las propuestas de las pymes quedaran directamente enterradas. El Principado no solo ve factible que esa lluvia de millones acabe salpicando a la pequeña empresa, sino que quiere aprovechar ese dinero para que estas compañías ganen peso y, lo que es más importante, tamaño. Al tejido empresarial asturiano le aprietan las costuras por ese costado. Según las últimas cuentas del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 96% de las compañías tienen menos de diez trabajadores. Rosana Prada aseguró que esa escasa dimensión “afecta directamente sobre la competitividad de las empresas”.

El 96% de las compañías asturianas tiene menos de 10 trabajadores

decoration

La responsable de la Oficina de Proyectos Europeos aseguró que dentro de los fondos hay planes específicos para relanzar la actividad de las pymes, aunque reconoció que por los proyectos que se van conociendo “bien podría parecer que estas empresas van a quedar como meras subcontratistas de los grandes”. Pero aseguró que nada más lejos de la realidad. Iván Aitor Lucas destacó que “va a haber convocatorias exclusivas para las pymes, y es importante que vayan ya cogiendo posiciones en el terreno de juego”. En algunas de esas líneas pueden o deberán ir de la mano de grandes compañías. Como muestra de esas colaboraciones puso el ejemplo de los microchips. La elevada demanda de dispositivos electrónicos durante esta pandemia ha provocado escasez de este componente esencial en móviles u ordenadores y ni España ni Europa tienen una fábrica de esas características. Bruselas quiere atajar el problema promoviendo consorcios entre empresas para promover en un futuro no muy lejano una factoría de estas características en suelo comunitario. Lo mismo ocurre con las baterías para los coches eléctricos, que serán otra de las líneas estratégicas que la Comisión Europea pretende impulsar. Dos caminos de trabajo en las que según Iván Aitor Lucas del Amo las pymes asturianas pueden tener mucho que decir.

No son los únicos itinerarios que la pyme puede tomar. También habrá subvenciones directas para ayudarlas a dar el salto a la digitalización –especialmente en el sector turístico–, para que sean más modernas y para que ganen tamaño y con ello sean más competitivas, según el Principado. “Serán ayudas que tendrán un plazo de dos o tres años para que se vean sus resultados”, dijo Lucas. La jornada la cerró Raquel García señalando que “queda demostrado que en los fondos habrá espacio para la pyme”.

Compartir el artículo

stats