DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servia: “Los centros de Amazon aportan gran dinamismo a la zona”

El director de producto de la multinacional asegura que las grandes plataformas online no van a acabar con el comercio físico

Francisco Servia.

Francisco Servia.

“El dinamismo que aporta un centro logístico es evidente, muy importante para la zona en la que está en términos de empleo”, señaló ayer Francisco Servia, director de producto en Amazon –uno de los responsables del proyecto Alexa, un asistente virtual–, tras ser preguntado por el impacto del proyecto que la multinacional americana lleva a cabo en el polígono industrial de Bobes, en Siero. A su entender, un centro logístico –evitó referirse en concreto al de Asturias– tiene unas ventajas evidentes y desde dos puntos de vista diferente. Uno es el del cliente, ya que aseguró que estos almacenes permiten hacer entregas “más rápidas y fiables, el producto está a la puerta de los clientes”. Y, el otro, es el del empleo. Las 30 estaciones logísticas que Amazon tiene ya en España dan empleo fijo a 10.000 personas.

El gallego participó ayer en la segunda sesión de la serie de conferencias organizadas por Caja Rural de Asturias y que llevan por título “De tú a tú”. Servia no ahorró en elogios a los centros logísticos de su compañía y dio algunas pistas de cara al futuro. Aseguró que, aunque se ha puesto el foco en que la mayor parte del empleo que se va a crear es de mozo de almacén, estas instalaciones también demandan otro tipo de perfiles. El surtido es amplísimo. Citó a jefes de logística, responsables de la mejora de proceso, ingenieros industriales o personal de mantenimiento, entre otros.

Servia es un firme defensor de que las grandes plataformas no van a acabar con las tiendas físicas. Más bien, opina, que ambos tienen que ser aliados en la omnicanalidad. “Estamos en un cambio de época”, dijo. Sin embargo, se confesó ser un “firme creyente del comercio físico. Tiene una serie de ventajas competitivas. Por ejemplo, cuando voy a comprar una camisa lo que quiero es poder tocar el tejido, ver el color, probármela y ver cómo me queda frente a un espejo”.

Eso sí, Servia también señaló que las tiendas tienen que empezar a cuidar aspectos de su negocio que, hasta ahora, no están atendiendo de forma adecuada como vigilar su presencia en las redes y ver qué es lo que los clientes dicen de ellos. “Ahora si tenemos una zapatería nuestra competencia ya no son el resto de zapaterías que hay en nuestra calle o en el barrio, lo son las del resto del mundo”, agregó. “Existen herramientas digitales muy buenas para atender a esa clientela”, destacó.

Está convencido de que el crecimiento del comercio electrónico es imparable, “brutal”, dijo. Y aseguró que la mayoría de los productos que se venden a través de Amazon son de pequeños comercios. “Estamos en el principio de la era digital y España tiene un potencial enorme que debe aprovechar”, resaltó.

Compartir el artículo

stats