DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reconversión de las térmicas sigue pendiente en Asturias y da empleo en otras comunidades

Las eléctricas tienen en marcha fuera de la región los derribos de las centrales, la instalación de plantas de renovables y la atracción de empresas

Voladura de la caldera de la central de Anllares, en León.

Voladura de la caldera de la central de Anllares, en León.

La mayoría de las centrales térmicas de carbón que han cerrado en España tienen planes de reconversión y, en algunos casos, incluso ya están en marcha y generando empleos. No es el caso de las centrales asturianas clausuradas. Para los emplazamientos de las térmicas de Lada y Narcea sigue sin haber proyectos alternativos de peso a pesar de las continuas demandas del Gobierno regional y de los sindicatos. Solo EDP ha garantizado la reutilización del grupo 1 de Aboño transformándolo en central de gas natural y gases siderúrgicos.

Endesa ha puesto en marcha recientemente las obras de desmantelamiento de la central térmica de carbón de Andorra, en Teruel, en las que participan 140 trabajadores. Al mismo tiempo que se derriban las viejas instalaciones se pondrán en marcha los trabajos para la instalación, en el mismo emplazamiento, de un parque solar de 50 megavatios (MW) de potencia. Será la primera fase de un gran proyecto de renovables que incluye 1.500 MW de potencia solar fotovoltaica, 140 MW de eólica y 160 MW de almacenamiento en baterías.

Endesa también tiene planes de reconversión para sus térmicas de Carboneras (Almería), Compostilla (León) y As Pontes (La Coruña). En la primera se instalarán 250 MW de potencia fotovoltaica y una planta de producción de hidrógeno “verde” de 20 MW, y está en marcha el denominado plan Futur-e para reutilizar los 297.000 metros cuadrados que ocupa la central y su terminal portuaria para instalar nuevos proyectos. Se convocó un concurso internacional y se presentaron 21 expresiones de interés relacionadas con economía circular, acuicultura, biocombustibles, materiales de construcción y logística.

En Compostilla, Endesa ha anunciado la puesta en marcha de una pequeña planta de hidrógeno de 4 MW alimentada por un parque solar de 10 MW, una planta de reciclado de baterías y otra de reciclado de palas eólicas. Para los terrenos de Compostilla también hay un plan Futur-e de proyectos alternativos y ya se han seleccionado cinco vinculados a la movilidad eléctrica, los servicios sociosanitarios y la fabricación de materiales de construcción a partir de subproductos industriales y residuos.

Y en As Pontes, Endesa proyecta una planta de hidrógeno “verde” de 100 MW alimentada por seis parques eólicos de 611 MW, la valorización de residuos, la reconversión de la terminal portuaria y la puesta en marcha de un plan Futur-e de aprovechamiento de los terrenos de la central para actividades alternativas.

Naturgy, que esta semana derribó la caldera de la central de carbón de Anllares, en León, no ha concretado aún planes para reaprovechar el emplazamiento de la central asturiana de Soto de la Barca y su única alternativa concreta es, de momento, un parque eólico de 90 MW en Tineo. Naturgy sí tiene ambiciosos planes para otras centrales de carbón. Para la de La Robla, en León, proyecta junto con Enagás una planta de hidrógeno “verde” con un electrolizador de 60 MW alimentado por una central solar fotovoltaica de 400 MW que ya está en tramitación. Y para la central de Meirama, en La Coruña, estudiará la viabilidad de una central de gas renovable, desarrollará dos parques eólicos de 70 MW en el entorno de la central y pondrá en marcha un plan de atracción de inversiones junto a las administraciones.

Iberdrola, por su parte, no acaba de concretar los planes para la central asturiana de Lada. En Asturias ha instalado en el último año 130 MW de eólica pero a cien kilómetros de la central, donde baraja una pequeña planta de hidrógeno aún sin concretar. Por contra, para el emplazamiento de la térmica de Velilla, en Palencia, ya ha anunciado una planta fotovoltaica de 400 MW, inversiones en redes inteligentes y movilidad, y una planta de valorización de residuos.

Compartir el artículo

stats