La Comisión Europea (CE) mejoró ayer su previsión de crecimiento para España para este año y el próximo (con avances esperados del 5,9% en 2021 y del 6,8% en 2022, frente a progresiones entre el 4,2% y el 4,4% en la UE y en la Eurozona) y ratificó su pronóstico de que la economía española liderará en ambos ejercicios la recuperación en el área económica tras haber sido la que más se desplomó en 2020 por el covid.

Esta estimación es coincidente con la del Fondo Monetario Internacional (FMI), que sitúa a España como la economía más dinámica de los países avanzados junto con EE UU. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) cree que será la tercera que más repunte entre los países desarrollados, tras EE UU y Francia.

La Comisión Europea elevó tres décimas el crecimiento esperado para España este año y en 1,5 puntos porcentuales su perspectiva para 2021 respecto a su anterior pronóstico, difundido en enero.

Las proyecciones de la Comisión Europea para España son superiores a las de FMI y OCDE aunque aún se sitúan por debajo de las del Gobierno, que espera un alza del 6,5% este año y del 7% el próximo. La UE y el ejecutivo español coinciden en que el país recuperará a fines de 2022 el nivel de riqueza previo a la pandemia, y no en 2023 como presagiaba la UE en su último informe. Lo hará en todo caso con retraso respecto al promedio europeo por el impacto del covid en el turismo en 2020.

La vacunación, con la consiguiente reapertura de la economía, y los fondos europeos serán los principales pivotes de la recuperación que la UE espera en España

La Comisión también mejoró su perspectiva de paro y de déficit y deuda públicos respecto a sus anteriores augurios. Según este organismo, el desempleo, aunque aumentará este año en dos décimas (hasta el 15,7% de la población activa), descenderá el próximo hasta el 14,4%, en ambos casos entre 5 y 3 décimas superior a lo que espera el ejecutivo español. El déficit presupuestario cerrará este año en el 7,6% (por debajo de lo que prevé el Gobierno) y bajará al 5,3% en 2021, tres décimas más de lo que barrunta el Ministerio de Hacienda. En el caso de la deuda, la Comisión Europea espera un leve descenso este año (desde el 120% del PIB al 119,6%) para situarse a fines de 2021 en el 116,9%.

Pese al desafío que entrañan los acusados desequilibrios fiscales, el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, alertó de no retirar los estímulos fiscales de modo “prematuro”.

Asturias

El Indicador de Clima Industrial de Asturias (ICIA) de Sadei, que sintetiza la información aportada por las empresas sobre el nivel de su cartera de pedidos, el “stock” de productos terminados y la tendencia prevista de la producción, creció en marzo en 7 puntos y se ha situado en niveles cercanos a antes de la pandemia. El 30% de la industria regional prevé aumentar este año la producción y el 22% estima que también ampliará el empleo, señaló Sadei. En el caso de las industrias metálicas básicas de la región, el 80% afirman que aumentarán producción y plantilla.