DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio estalla contra la limitación a 1.000 euros para los pagos en efectivo

Una enmienda del grupo socialista endureció el articulado de la ley contra el fraude fiscal

datafono

Las principales asociaciones del sector del comercio elevaron el tono de sus quejas acerca de la ley contra el fraude fiscal aprobada el martes en el Congreso ya que finalmente incluye la limitación del uso de efectivo a 1.000 euros. En los borradores de la ley la limitación se restringía a los pagos entre empresarios y autónomos, pero una enmienda del grupo socialista endureció el articulado de la ley y la limitación de los 1.000 euros se ha extendido a los particulares.

El director general de la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged), Javier Millán-Astray, mostró ayer una “enorme preocupación” por la aprobación de esta limitación al pago en metálico y la calificó como una medida “inoportuna” y “negativa para la recuperación”. El directivo subrayó que el Gobierno “debería centrarse en medidas para favorecer el consumo y no en otras, como ésta, que ponen palos en las ruedas de la dinamización del sector”.

Ley antifraude

Pago en efectivo.

La norma reduce de 2.500 a 1.000 los pagos en efectovos

Otras medidas.

La Ley también incluye la prohibición del “software de doble uso”, ampara las inspacciones sorpresa en domicilios y endurece la fiscalidad de socimis y sicav. 

El presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), Eduardo Zamáloca, reconoció su “sorpresa” por la aprobación de esta ley en la Comisión de Hacienda del Congreso ya que, según detalló, algunos partidos políticos cambiaron el signo de su voto “por razones ideológicas”. Zamácola comentó que el sector “obtuvo la empatía y el apoyo” en reuniones previas de algunos partidos que, a la hora de la votación en el Congreso, “cambiaron su posición”. “La medida no va a rebajar el fraude fiscal y frenará el consumo”, ha aseverado Zamácola, quien ha puesto el caso de Francia como único país europeo en donde está vigente el mismo límite para los pagos en efectivo.

El portavoz de la Confederación Española del Comercio (CEC), Carlos Moreno-Figueroa, señaló que, solo en el ámbito de los electrodomésticos, más de un tercio de los usuarios paga en efectivo y muchos compradores no usan tarjeta.

Compartir el artículo

stats