El Consejo de Administración de Capsa Food (Corporación Alimentaria Peñasanta S.A.) ha aprobado este jueves las cuentas anuales y presentado los resultados correspondientes al año 2020, un año marcado por la pandemia del Covid 19, que la compañía cerró con un beneficio histórico de 25,1 millones de euros, un 8,6% por encima del año anterior, como consecuencia de la evolución positiva de las ventas en el mercado de gran consumo.

Todo ello a pesar de la pérdida de cerca del 30% del volumen ventas en el mercado hostería por las limitaciones impuestas por las autoridades sanitarias.

El importe neto de la cifra de negocio también alcanza cifras históricas situándose por encima de los 750 millones de euros (750,4), lo que supone un 4% más con que en 2019.

En lo que se refiere a la evolución de las cuotas en valor de Capsa Food en los diferentes mercados en los que opera (Fuente Nielsen), están en consonancia con los resultados de la empresa presentando crecimientos en todos ellos con respecto al ejercicio anterior.

En el mercado de leche, cierra 2020 con una cuota de 19,3% frente al 17,9% que tenía en 2019. En nata consolida un 21% de cuota de mercado (en 2019 tenía un 19,8%) y en mantequilla alcanza un 24,4%, lo que supone 0,2 puntos de cuota por encima de 2019. Si hablamos del mercado de leche vegetales, sus ventas crecen en valor un 16,4% cerrando el ejercicio con una cuota del 14,3%. Actualmente, las marcas de la compañía tienen presencia en casi la mitad de los hogares españoles.

Recogida de leche

La recogida en el año 2020 ha sido de 908,5 millones de litros de leche de origen 100% español. Según destaca la compañía, 2020 ha sido un año en el que Capsa Food ha alcanzado hitos importantes en su apuesta por la Sostenibilidad Integral y por el cumplimiento de su propósito.

En el mes de junio, la compañía láctea se ha convertido en la primera empresa española en obtener el certificado B CORP por generar un impacto positivo en la sociedad y en el planeta a través de su actividad apoyado en el modelo de negocio cooperativo desde la ganadería hasta la mesa. Además, en este ejercicio, también se han ampliado los servicios que están bajo el paraguas de la certificación "Garantía Ganadera", que avalan el método único de trabajo de los ganaderos de Central Lechera Asturiana SAT y contribuye a garantizar la sostenibilidad de sus ganaderías familiares en el futuro.

La compañía ha continuado avanzando para alcanzar la neutralidad climática en el año 2035 en toda su cadena de valor. Durante este ejercicio, la compañía ha invertido 2,5 millones de euros en instalaciones y equipos para optimizar la eficiencia energética y proteger el medioambiente. Además, en este año los gastos en protección ambiental han supuesto más de 13 millones de euros.

Todas estas iniciativas han sido reconocidas a través de diferentes galardones, como los Premios de las Semana Europea de Prevención y el Premio Nacional de Energía en la categoría "Mejor actuación en materia de eficiencia energética y movilidad sostenible".

En lo que se refiere a la actividad de Capsa VIDA (Vehículo de Inversión para el Desarrollo de la Alimentación del futuro), continúa construyendo la "Alimentación de Impacto" invirtiendo en operaciones para dar respuesta a los retos que tiene la sociedad: sostenibilidad ambiental, salud y despoblamiento.

A principios de 2020, Capsa Food ha adquirido el 50% de la "Sociedad Lácteas Flor de Burgos S.L", para liderar conjuntamente el mercado de quesos y productos frescos a través de un proyecto conjunto que sume las sinergias de ambas empresas creando valor compartido.

Este proyecto ha visto la luz en el año 2021. También en 2020, ha firmado un acuerdo de colaboración con DELIKIA, primer operador de vending de España, gracias al cual colaborarán durante los próximos tres años para innovar tanto en productos como en procesos.