DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La venta de coches eléctricos e híbridos ya supera la de los diésel en Asturias

Los turismos de gasóleo, que hace 3 años eran los más demandados en la región, representan ahora menos del 20% de las matriculaciones

Un vehículo eléctrico

Un vehículo eléctrico

La transición energética coge velocidad en los concesionarios de coches de Asturias. En lo que va de año, las matriculaciones de turismos eléctricos, híbridos y propulsados por gas e hidrógeno han superado, por primera vez, las de coches diésel. Hace sólo tres años, los turismos que utilizaban gasoil eran los más vendidos.

Según datos del Instituto de Estudios de Automoción (Ideauto) y de la Dirección General de Tráfico (DGT), entre enero y mayo de este año se matricularon en Asturias un total de 4.816 turismos, un 43% más que el pasado año, en el que los concesionarios estuvieron varias semanas cerrados debido al estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Del total de coches matriculados, 2.292 (el 47,6%) tienen motor de gasolina, la tecnología que se ha convertido en la más demandada. El grupo de los coches eléctricos, híbridos (enchufable o no) y de combustibles alternativos (gas natural, gas natural licuado, gas licuado de petróleo e hidrógeno) se sitúa en segunda posición, con 1.580 coches matriculados (32,8%). Y se ha quedado relegada al tercer lugar la tecnología de combustión diésel, con 944 turismos matriculados (19,6%).

En sólo tres años, los vehículos propulsados por gasoil han pasado de ser los más demandados a los que menos. En 2018 ya se había producido el primer hito. Las ventas de coches de gasolina habían superado, por primera vez en más de dos décadas, a las de gasóleo. El estallido del denominado “dieselgate” (que destapó el sistema de trucaje que empleaba Volkswagen para rebajar las emisiones contaminantes de sus modelos); la incertidumbre normativa y fiscal que rodea al futuro de los vehículos diésel (desde los anuncios sobre la limitación a su circulación en los centros urbanos de las ciudades a los planes para aumentar los tributos sobre el gasóleo), y las declaraciones de la ministra para la Transición Ecológica y ahora Vicrepresidenta, Teresa Ribera (que llegó a afirmar que el diésel tenía los días contados) contribuyeron a demonizar ese carburante y a impulsar la preferencia por los automóviles de gasolina.

La mayor concienciación medioambiental, los mensajes políticos a favor de los vehículos sin emisiones, las primeras experiencias de limitaciones de circulación a coches contaminantes en centros urbanos y las ayudas a la compra (el plan Moves) han provocado ahora que los eléctricos e híbridos también hayan superado las matriculaciones de los diésel.

Nueva señal de tráfico para indicar las zonas de bajas emisiones


La Dirección General de Tráfico ha creado una nueva señal vertical para identificar las zonas de bajas emisiones (ZBE). Las ciudades de más de 50.000 habitantes (en Asturias son Oviedo, Gijón, Avilés y Siero) y aquellas de más de 20.000 que incumplan las normativas de calidad del aire deberán establecer en sus cascos urbanos las ZBE antes de 2023 y a ellas sólo podrán acceder los vehículos de bajas emisiones. Madrid y el Área Metropolitana de Barcelona ya han comenzado a establecerlas y, de forma continuada, lo harán otras ciudades. Por este motivo, y tras peticiones de operadores de transporte y de autoridades locales para contar con una señal armonizada para todas las ciudades españolas, la DGT ha creado una nueva señalización vertical de fácil identificación.

Compartir el artículo

stats