DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria tendrá rebaja en el tributo de residuos, insuficiente según el Principado

El Gobierno regional asegura que seguirá “alzando la voz” contra los “sobrecostes” que afectan a la viabilidad de las fábricas asturianas

Instalaciones de Asturiana de Zinc

Instalaciones de Asturiana de Zinc

El Gobierno del Principado aseguró ayer que ha “levantado la voz” y “seguirá haciéndolo” contra cualquier cambio normativo del Ejecutivo de Pedro Sánchez que suponga un “sobrecoste” para la industria electrointensiva asturiana, de la que dependen más de 7.000 empleos directos.

Al diferencial de precios de la electricidad que sufre la industria del Principado con respecto a sus principales competidores europeos –que según las empresas no se ha resuelto con el nuevo estatuto del consumidor electrointensivo, ni con unas compensaciones por el coste del CO2 que están muy lejos del máximo que permite la Comisión Europa, ni con una alternativa al sistema de interrumpibilidad que no acaba de llegar– se ha sumado ahora una futura subida del gas y otros combustibles por el impacto del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, y un sobrecoste por el nuevo tributo de residuos. A esas dos últimas normativas en tramitación se refirió ayer, a preguntas de diputados de Ciudadanos y Foro, el consejero de Industria, Enrique Fernández.

El tributo de residuos. Fernández destacó la necesidad de luchar contra las emisiones y los residuos “pero este proceso debe de hacerse de forma progresiva y ordenada, sin que suponga una penalización excesiva para la industria asturiana y, mucho menos, que ponga en entredicho su viabilidad”. El consejero de Industria resaltó que el Gobierno regional “ha alzado la voz y reivindicado” que ese tributo no suponga un sobrecoste para la fábricas electrointensivas asturianas y anunció que, con respecto al primer borrador “ya se ha conseguido una rebaja del tipo aplicable a la industria y que se contemple una excepción de este gravamen durante tres años para facilitar la adaptación”. No obstante, el Principado aún considera insuficientes esos avances. Enrique Fernández destacó el fuerte impacto contable que tendría el tributo en empresas públicas y privadas como Cogersa, ArcelorMittal o Asturiana de Zinc y añadió que el Gobierno regional reclamará que se excluya de la aplicación de la norma aquellos residuos industriales que no tengan regulación específica y en los que no haya alternativas de valorización. “Si esta alternativa no fuera posible, pediremos que se excluya a aquellas industrias que gestionan vertederos propios, y si ninguna de las anteriores es posible pediremos un tipo impositivo aún más bajo”, señaló Enrique Fernández.

Fondo nacional de sostenibilidad del sistema eléctrico. Es la herramienta que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pretende activar para repartir el coste de las renovables entre todas las compañías energéticas y tratar de reducir la disparada factura de la luz de los hogares. “Vemos en positivo que se pueda reducir la factura, pero esta regulación puede tener efectos secundarios ante los que estamos vigilantes porque se puede encarecer para la industria electrointensiva asturiana el coste de otros insumos no eléctricos como pueden ser el gas u otros combustibles, y que el efecto neto suponga un sobrecoste”, señaló el consejero de Industria. El Principado presentó alegaciones la Fondo, pero de momento no tiene respuesta del Gobierno central. Preguntado por Ciudadanos sobre si las reclamaciones se habían dirigido directamente a la ministra Teresa Ribera, Enrique Fernández contestó: “Tenga la certeza de que el Gobierno de Asturias traslada en primera persona a la Ministra sus reivindicaciones, además de hacerlo por los cauces oficiales y establecidos al afecto”.

Compartir el artículo

stats