DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las dos vías para descarbonizar la siderurgia asturiana obligan a redefinirla, avisa Arcelor

La empresa sigue evaluando varias opciones tecnológicas para la cabecera y mantiene el compromiso de tomar una decisión este año

Horos altos de ArcelorMittal en Gijón. | |  JUAN PLAZA

Horos altos de ArcelorMittal en Gijón. | | JUAN PLAZA

ArcelorMittal sigue analizando las distintas opciones tecnológicas para la descarbonización del proceso fabril de la cabecera siderúrgica de Asturias y, aunque aún no hay una decisión tomada sobre la solución técnica que se adoptará, se mantiene el compromiso de resolver la disyuntiva este mismo año ante la imperiosa necesidad de decidir lo que se vaya a hacer con el horno alto “A”, cuya vida útil llega a su vencimiento y precisará, de optarse por su continuidad, de una costosa remodelación como ya se hizo con el “B”.

Cualquiera que sea la vía por la que se incline la dirección de la multinacional para la descarbonización de su cabecera integral de Asturias (la única de España), la empresa ya ha comunicado a los sindicatos que entrañará una “redefinición y configuración industrial” relevante de las plantas de la región “a medio y largo plazo” y, en consecuencia, también del diseño de su plantilla laboral.

Sobre ello versará la reunión convocada por la empresa para el jueves próximo con las direcciones de los sindicatos de ArcelorMittal España y, a partir del día 21, con las centrales sindicales asturianas en una mesa regional específica. No parece que vaya a haber aún, en principio, una decisión para esas fechas sobre el diseño futuro de la siderúrgica en el Principado, pero la compañía pretende sentar las bases del diálogo social para desbrozar la definición futura de las necesidades de plantilla y sus perfiles.

La empresa fundamenta en esta incertidumbre la paralización de las jubilaciones parciales mediante contratos-relevo de los 350 trabajadores asturianos nacidos en 1960 y 1961, lo que ha incomodado a los sindicatos, que habían convocado paros, ahora propuestos hasta el día 28. CC OO censuró este aplazamiento. Según se adopte una solución u otra para reducir las emisiones de CO2 y suprimir el uso de combustibles fósiles, “el diseño industrial será distinto, y mientras no esté definido el proyecto, no se puede definir aún la fuerza laboral ni la optimización y racionalización de la plantilla, a los que están vinculados los contratos-relevo”, explicaron fuentes empresariales.

La supervivencia de la siderurgia y de otras industrias está condicionada por imperativo comunitario y por la presión de los mercados y de los gobiernos a la descarbonización para cumplir los compromisos de reducción de emisiones. Arcelor baraja para Asturias dos alternativas: bien adaptar las instalaciones al consumo de alguna de las fuentes energéticas limpias en estudio o bien sustituir el horno alto “A” por otro eléctrico. “De lo que nadie está hablando es de desmantelar”, dijo una fuente.

Compartir el artículo

stats