Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caja Rural alerta del endeudamiento para la compra de vivienda unifamiliar en la región

La cooperativa de crédito gana 15,5 millones en el primer semestre y reparte 3,75 millones entre sus más de 127.000 socios en Asturias

Asamblea de Caja Rural de Asturias, hoy, en Oviedo. | Irma Collín

Asamblea de Caja Rural de Asturias, hoy, en Oviedo. | Irma Collín

Caja Rural de Asturias alertó hoy del “crecimiento desmesurado y voraz” del crédito hipotecario para viviendas unifamiliares en Asturias, sobre todo en la zona rural y en las zonas aledañas de las principales ciudades, con precios altos y niveles elevados de endeudamiento para financiar la operación por familias “con más o menos recursos”. Así lo indicó Antonio Romero, director general de la cooperativa de crédito, que hoy celebró su asamblea anual en Oviedo.

La entidad prevé que se relance el consumo de las familias mientras que aún no se aprecia un aumento de la demanda de financiación de las empresas porque persiste “cierta incertidumbre” y porque las sociedades “hicieron acopio de liquidez con las ayudas del Gobierno”. No obstante, y aunque el impacto esperado de la morosidad para este año se está desplazando hacia 2022 y 2023 por la prolongación de las ayudas públicas y las facilidades otorgadas por el sector financiero, la entidad estima que la tasa de mora será finalmente menor de la que se había augurado en el origen de la pandemia y que en Asturias tendrá una incidencia inferior a otros territorios.

Caja Rural, que redujo el año pasado su beneficio neto el 28% por el aumento extraordinario de las provisiones (ganó 21,9 millones), estima que las dotaciones ya realizadas serán suficientes para hacer frente al impacto demorado de la crisis, aunque el regulador demanda nuevos esfuerzos. En el primer semestre de 2021 su beneficio se ha situado en torno a 15,5 millones. De mantenerse esta tónica en el resto del ejercicio, la cooperativa que preside Fernando Martínez, podría recuperar los 30,5 millones de beneficio que logró en 2019, antes del covid.

Reparto de beneficios

Hoy, la entidad restableció el reparto de beneficios, que en 2020 fue cancelado en el conjunto del sector por el Banco Central Europeo como medida de cautela. La Caja repartió hoy 3,75 millones entre los más de 127.000 asturianos que son socios cooperativistas: 3,152 millones como remuneración al capital y 0,6 millones como retorno cooperativo. El resto se destinó al Fondo de Educación y Obra Social, y a reservas.

Con la red de oficinas más extensa en la región, según señaló su director general (112 de banca minorista y otras tres especializadas en empresas y gestión de patrimonios), la entidad mantendrá todas sus sucursales en la zona rural (algunas, con horario limitado) y solo prevé concentrar algunas oficinas en Oviedo, Gijón y Avilés para reunificarlas en unidades mayores y más especializadas. La plantilla cubrió las bajas por jubilación y aumentó en 5 trabajadores adicionales, hasta los 443. La entidad aumentó el número de clientes el 5% en el último ejercicio.

Compartir el artículo

stats