Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor anunciará en julio, con Pedro Sánchez, el multimillonario plan para los hornos de Gijón

La inversión apoyada con fondos europeos incluye una alternativa “verde” para el horno alto A de Gijón, que no será renovado, y una reducción de emisiones en el B

Hornos altos de Arcelor en Veriña

Hornos altos de Arcelor en Veriña

ArcelorMittal presentará en julio, con presencia del presidente Pedro Sánchez, su plan industrial para descarbonizar la cabecera siderúrgica asturiana y garantizar su continuidad. La inversión será “multimillonaria” y estará respaldada por fondos europeos. Incluirá una alternativa “verde” para el horno alto B de Gijón, que ya no se contempla reformar, y medidas para rebajar las emisiones en el horno alto A.

Fuentes de ArcelorMittal señalaron ayer que la concreción del plan industrial está pendiente del visto bueno final de la cúpula de la compañía en Luxemburgo y que está previsto se dé en “las próximas semanas”. Una vez que se produzca, se comunicará inmediatamente a los gobiernos de España y Asturias, con los que hay conversaciones continuas. Tan adelantado está el plan que el presidente Pedro Sánchez y la ministra de Industria Reyes Maroto ya tienen previsto visitar Asturias en julio para anunciar la inversión, que será “multimillonaria” y se espera que tenga el respaldo de los fondos europeos del plan de recuperación.

La dirección de la compañía en Asturias comunicó ayer a los representantes de los trabajadores que en julio estará en disposición de anunciarles los detalles del plan industrial. No les avanzó mucho, pero sí aportó pistas importantes. Dejó claro que las inversiones a acometer “transformarán la cabecera siderúrgica asturiana” y que será necesario abordar un intenso plan de recualificación de personal porque cambiará el sistema productivo. Además, apuntó que ninguna compañía siderúrgica se está planteando reformar hornos altos para ampliar su vida útil porque la inversión no sería amortizable con las metas de descarbonización fijadas. “Con los dos hornos altos actuales, aunque se introduzcan mejoras, no se alcanzará el objetivo de reducción del 30% de las emisiones en 2030 y la neutralidad en 2050”, apuntaron fuentes de la compañía.

En ese escenario, la ampliación de la vida útil del horno alto A –que finaliza en dos años y que requiere de una inversión de más de 50 millones de euros que incluiría la sustitución de refractarios y conducciones– queda descartada y la compañía estudia invertir en alternativas “verdes”. En la hoja de ruta que ha establecido ArcelorMittal para sus factorías se establecen dos caminos.

El primero es el del acero reciclado y fabricado con renovables. Consiste en sustituir el horno alto de producción de arrabio por un horno de arco eléctrico que se nutre con chatarra –lo que reduce las calidades– y que se alimenta con energía renovable certificada, con lo que no hay emisiones de CO2,

El segundo camino es el de la tecnología DRI. Se trata de la reducción directa del mineral de hierro utilizando hidrógeno “verde” –que es el generado a partir de energías renovables mediante electrólisis– y la fabricación del acero en horno de arco eléctrico. Con esta tecnología libre de emisiones no se utiliza chatarra pero tiene como inconveniente el alto precio del hidrógeno –que se espera que baje– y la menor eficiencia, lo que rebajaría los niveles de producción.

Con ambos caminos, la siderurgia asturiana fabricaría acero ecológico, neutro en carbono, y podría llevar la etiqueta “XCarb”, certificado que ha lanzado la multinacional para distinguir su acero “verde" en el mercado.

El otro horno alto de Gijón, el B, se reformó en 2019 y este año se introdujeron mejoras para reducir sus emisiones. En concreto se aplicó una tecnología de hidrógeno “gris” (no renovable) consistente en el aprovechamiento de los gases residuales de las batería de coque. No obstante, dentro del nuevo plan industrial también se estudian medidas para rebajar aún más sus emisiones. Aquí la hoja de ruta son las soluciones del “smart carbon” (carbono inteligente) que explora ArcelorMittal y que pasan por la utilización de combustibles alternativos al carbón de coque (como la biomasa o el hidrógeno “verde”) o la captura y aprovechamiento de CO2 para la producción de bioetanol como combustible.

El plan industrial de Asturias, en el que se recogerán las inversiones, las instalaciones que tendrá la compañía en el futuro, cómo se va a producir y la gama de productos, irá acompañado de un plan social que incluirá ajustes en la plantilla y programas de capacitación de trabajadores para abordar la “transformación de la cabecera” siderúrgica de Asturias. La dirección pretende negociar este plan social antes del mes de septiembre y esta es la parte que no le gusta a los sindicatos porque temen que la compañía aproveche el plan de descarbonización, vital para la supervivencia de las factorías asturianas, para abordar reducciones de plantilla que se han contenido en los últimos años.

“Nos crean más intranquilidad que ilusión”, señaló José Manuel Castro, secretario general de CC OO en ArcelorMittal, que criticó que las compañía, de mano, se niega a aplicar los contratos relevo para los nacidos en 1960 y 1961 para evitar nuevas incorporaciones. “Las nuevas tecnologías son menos intensivas en mano de obra y si no se aplican los contratos relevo nos tememos que haya jubilaciones anticipadas, con peores condiciones”, señaló Castro, que añadió además que se pretende iniciar la negociación del plan social sin descubrir las cartas del plan industrial. “Lo que nos piden es un acto de fe”, destacó el dirigente de CC OO.

Fuentes de UGT-FICA en ArcelorMittal señalaron que el sindicato está dispuesto a dialogar sobre el plan industrial y sobre el plan social para garantizar el futuro y la viabilidad de la siderurgia asturiana, pero añadieron que “es indispensable que se cumpla lo pactado en la negociación colectiva” y se de una solución a corto plazo al colectivo afectado por el bloqueo de los contratos relevo. Por ese motivo han rechazado la propuesta de la empresa de que desconvocaran los paros que empezarán a partir del día 28.

Compartir el artículo

stats