Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las renovables abaratarán la luz a medio y largo plazo, según Total Energies

La multinacional convertirá Oviedo en su mayor centro operativo de electricidad y gas en España

Javier Sáenz de Jubera (a la izquierda) y Tom van de Cruys. | Irma Collín

Javier Sáenz de Jubera (a la izquierda) y Tom van de Cruys. | Irma Collín

“La transición energética traerá ventajas a largo plazo” y el despliegue de las energías renovables conllevará un “abaratamiento de la electricidad a medio y largo plazos”, aunque ahora haya que adoptar “soluciones a corto” para corregir unas condiciones anómalas y excepcionales por el precio internacional del gas natural y de los derechos de emisiones de CO2 en Europa, señalaron Javier Sáenz de Jubera, consejero delegado y presidente de Total Electricidad y Gas, y Tom van de Cruys, director general adjunto.

Ambos creen que la descarbonización favorecerá a su vez a países como España, con gran potencial en renovables (sol y viento), lo que puede convertirse en un factor de localización industrial y de atracción de inversiones productivas por el bajo coste de las energías verdes.

Sáenz de Jubera y Van de Cruys ven bien el plan del Gobierno de que las energías hidráulica y nuclear no reciban remuneración por el coste CO2 (dado que no lo soportan) y también la medida de aliviar los impuestos sobre la electricidad, aunque se trata, dijeron, de “decisiones a corto”. También respaldan que los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos se repercutan sobre todas las energías y no sólo sobre la electricidad. “Todo lo que contribuya a abaratar la electricidad nos parece correcto”, indicaron.

Total Energies –la multinacional francesa con origen petrolero y en camino de convertirse en una compañía multienergética con su apuesta por la electricidad, el gas, el hidrógeno y el almacenamiento– convertirá su sede en Oviedo en el principal centro operativo para España en el negocio de electricidad y gas tras la adquisición el año pasado por 515 millones del negocio de pequeños clientes de EDP en España (1,2 millones de abonados, de los que 500.000 están en Asturias, su principal mercado) y dos ciclos combinados en Navarra.

La compañía, que empezará operar este verano con su marca Total Energies (el cambio culminará el 1 de septiembre), inició su actividad con 250 empleados procedentes de EDP (168 de ellos, en Asturias) y 60 de una comercializadora de Total en Madrid creada en 2017 para grandes clientes. La pretensión es duplicar el empleo en Asturias hasta 2025 con 150 incorporaciones, para lo que pondrá en servicio en el primer trimestre de 2022 unas nuevas instalaciones en Oviedo con 3.700 metros cuadrados. En 2025, el 77% del empleo de la compañía estará en el Principado. “Queremos que Asturias sea un centro de creación de empleo”, dijeron los dos directivos. Entre empleo directo e indirecto, EDP da trabajo en la región a unas 700 personas si se suma el centro de atención telefónica subcontratado en Gijón, otro de proceso de datos en Oviedo y las empresas prestadoras del servicio Funciona.

Total prevé invertir 4.000 millones en cuatro años en España para construir 5 gigavatios solares (un tercio de los planes solares previstos por el Gobierno) mediante plantas fotovoltaica con baterías de almacenamiento, alguna de cuyas instalaciones entrará en servicio en 2022; no descarta comprar algunas que ya estén activas (en Asturias está considerando algún proyecto para autoconsumo industrial) y potenciará los negocios de la movilidad y del autoconsumo. Total cree que se va a cumplir la previsión de que en España haya entre 3 y 5 millones de coches eléctricos en 2030, a lo que contribuirá con un plan de instalación de cargadores en viviendas y comunidades de vecinos, y en algunos casos en zonas públicas. En Asturias también ve opciones para el autoconsumo solar en clientes domésticos e industriales aun cuando las condiciones de insolación no sean las mejores de España.

Compartir el artículo

stats