Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TSK hará en Irlanda la mayor planta de pirolisis del mundo por 65 millones

La instalación, de 10 megavatios en su primera fase, producirá gas y electricidad a partir de residuos

Sede de TSK

Sede de TSK

La ingeniería gijonesa TSK construirá en Irlanda la mayor planta de generación eléctrica a partir de residuos mediante el procedimiento de pirólisis que existe en el planeta a escala industrial. La obra, adjudicada a la empresa asturiana por un importe de 65 millones de euros por la sociedad C6 WtE Ireland1Holding (participada por las compañías estadounidenses Gen2Power y Green Waste Energy y por la irlandesa Glanpower), procesará en el condado de Offaly 75.000 toneladas anuales de residuos, que serán suministrados a la planta por el gestor semi-estatal irlandés Bord na Móna.

La pirolización supone la conversión de los residuos en gas sintético mediante un tratamiento a alta temperatura y en ausencia de oxígeno. El gas resultante es apto para su uso en motores de combustión interna, aunque el destino fundamental será la generación de electricidad.

La instalación tendrá una capacidad instalada de 10 megavatios, será una alternativa a los vertederos y la energía producida será inyectada en la red eléctrica de Irlanda mediante un contrato a largo plazo con la filial irlandesa del grupo energético español Naturgy. El plazo de ejecución de la obra será de 20 meses y está prevista una segunda fase para aumentar la capacidad de procesado de la planta.

Compartir el artículo

stats