Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llenar el depósito en la operación salida de agosto en Asturias cuesta 12 euros más

La gasolina subió el 21% en la región en el último año | El alza del precio de la luz en julio se come la rebaja del IVA del Gobierno

Un joven reposta en una estación de servicio de Mieres

Un joven reposta en una estación de servicio de Mieres

El combustible y la electricidad suben como la espuma este verano. Llenar el depósito de gasolina en la operación salida de agosto que comenzó ayer cuesta en Asturias 12,5 euros más que hace un año. La subida es del 21%. Y el recibo de la luz de este mes de julio será un 26,4% más caro que hace un año para los asturianos que están en el mercado regulado.

Según datos recopilados por el Ministerio para la Transición Ecológica, el precio medio del litro de gasolina en las estaciones de servicio de Asturias es de 1,431 euros, muy superior a los 1,181 euros de hace un año. Llenar el depósito de un vehículo que, por ejemplo, tenga una capacidad de 50 litros, cuesta ahora 71,55 euros, 12,50 euros más que hace un año a las puertas de la operación salida de agosto.

El precio de la gasolina sube, pero lo hace aún más el de la luz. La rebaja del IVA del 21% al 10% en la factura de la electricidad no ha bastado para evitar que en julio el recibo se equipare al más alto del año, el de junio, debido a unos precios de la electricidad desbocados en el mercado mayorista, cuya media ha sido de 92,41 euros megavatio hora (MWh) en el mes, la más alta desde que hay registros.

Para un consumidor tipo acogido a la tarifa regulada –con una potencia contratada de 4,4 kilovatios, un consumo mensual de 250 kilovatios hora (KWh) al mes (distribuido en 70 KWh en horario punta, 60 KWh en horario llano y 120 KWh en valle)–, el recibo de la luz, a falta de un día para que acabara julio, se situaba en 62,60 euros, muy próximo al de junio (mes con un día menos), cuando alcanzó los 62,94 euros en la que fue la factura más alta del año. Sin esa rebaja del IVA, el recibo de julio se habría situado, a falta de un día para que acabe el mes, en 68,86 euros (5,92 euros más que en junio).

La factura de julio es, a falta del día de hoy, 34 céntimos más barata que la de junio, pese a la rebaja que aprobó el Gobierno y entró en vigor el 26 de junio. Si se compara el recibo con el de julio de 2020 –año marcado por la pandemia–, la de julio del presente año es un 26,4 % más cara (13,09 euros) y respecto a la de julio de 2019 se encarece un 12,82 % (6,72 euros más).

El precio de la luz en el mercado mayorista, donde los productores de electricidad casan sus ofertas para el día siguiente y se fijan los precios para cada hora de ese día, tiene un peso en torno al 24% en la factura de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), que en Asturias son cerca del 40%. El resto están en el mercado libre y pagan por el kilovatio hora los precios que ponen las compañías comercializadoras con las que contratan el suministro.

Compartir el artículo

stats