Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unicaja se convierte en accionista relevante de EDP, Capsa y el hotel de la Reconquista de Oviedo

La entidad malagueña también pasa a ser titular de participaciones en la constructora asturiana Sedes, en la SRP y en el IMOMA

Sede de Unicaja

Sede de Unicaja

Unicaja Banco se ha convertido en accionista de empresas con alta relevancia y arraigo en Asturias, como es el caso de la energética EDP o de Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa), la filial industrial y comercializadora de Central Lechera Asturiana. Con la operación de fusión cerrada el viernes por la cual Unicaja Banco absorbe a Liberbank, la entidad financiera con sede en Málaga ha pasado a ser titular de las participaciones accionariales que el banco de origen asturiano tenía. Además de presencia relevante en EDP y Capsa, también hay participaciones en sociedades como Hostelería Asturiana (Hoasa), la dueña del hotel de la Reconquista de Oviedo.

EDP.

Con la absorción de Liberbank, Unicaja Banco pasa a compartir con el grupo asturiano Masaveu el 7,19% de la multinacional energética portuguesa EDP –dueña de la antigua Hidroeléctrica del Cantábrico– a través de la sociedad de cartera Oppidum Capital. Esta sociedad es el segundo grupo accionarial más relevante en EDP tras la compañía estatal china CTG. En Oppidum, Masaveu controla el 53% y Unicaja pasa a tener el 47%. A su vez, fruto de la fusión bancaria, Masaveu ha pasado a tener el 2,38% de Unicaja por su participación en Liberbank.

Capsa.

Unicaja Banco pasa a tener el 10,9% de Corporación Alimentaria Peñasanta, una de las principales empresas del sector lácteo de España y con sede en Granda, en Siero. En esta filial de Central Lechera Asturiana, Liberbank tenía presencia en el consejo.

Hotel de la Reconquista.

Unicaja asume también el 40,42% que Liberbank tenía en Hostelería Asturiana (Hoasa), la sociedad propietaria del hotel de cinco estrellas de la Reconquista de Oviedo. Los otros accionistas son el Principado de Asturias y la Sociedad Regional de Promoción (SRP).

Otras sociedades asturianas.

En la propia SRP, sociedad público-privada que ofrece financiación para empresas y emprendedores en Asturias desde 1984, Unicaja pasa a tener más de un 29%. Y en la constructora Sedes, en la que el Principado también es hegemónica, Unicaja pasa a tener un 40% del accionariado que estaba en manos de Liberbank. Unicaja también recibe el 33% del Instituto de Medicina Oncológica Molecular de Asturias (IMOMA), en el que el grupo Masaveu tiene el 66%.

Sociedades de fuera de Asturias.

Unicaja también recibió de Liberbank el 100% en tres “parkings” en Cáceres, León y Madrid; una sociedad agrícola en Cáceres, y tres sociedades de hostelería en Cáceres y Madrid.

Sociedades que ya estaban participadas por Unicaja.

Como resultado de la fusión, los accionistas de Liberbank han pasado a tener el 40,5% de Unicaja Banco y de su grupo de empresas participadas, entre las que figuran 23 sociedades vinculadas a su operatoria financiera, el 100% de la empresa eólica Uniwindet y participaciones en concesionarias de autopistas, gestión integral de aguas, ingeniería, perforación y construcción, así como en la multinacional aceitera Deoleo, dueña de marcas como Carbonell, Hojiblanca, Koipe, Koipesol, Elosua, Elosol, Bertolli, Carapelli o Louit, entre otras.

El banco aglutina el 4,7% del total de los depósito en España

Unicaja Banco, con un volumen de activos cercano a los 113.000 millones de euros tras la fusión con Liberbank, pasa a tener más de 4,5 millones de clientes y sustanciales cuotas de mercado en España en todos los productos claves: 4,7% del total de depósitos, 4,2% de los créditos y el 3,3% de los recursos fuera de balance. La entidad fusionada pasa a ser por tamaño el quinto banco de España –después de CaixaBank tras la fusión con Bankia, Santander, BBVA y Sabadell– y el de referencia en las comunidades autónomas de Asturias, Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Los clientes procedentes de Liberbank ya notaron ayer los primeros cambios tras el registro de la operación de fusión el pasado viernes.

Los que utilizaron los cajeros automáticos se encontraron con el logotipo de Unicaja Banco en la pantalla y un mensaje en el que se anunciaba la ampliación de la red de cajeros, al sumar a la red que tenía Liberbank, de 1.250 cajeros, la red de Unicaja Banco, de tal forma que la entidad pone a disposición de sus clientes una red total de cerca de 2.700 cajeros propios. Los clientes de Liberbank, que pasan a ser clientes de Unicaja Banco, no notarán más cambios sustanciales durante el período transitorio hasta que se produzca la plena integración tecnológica y operativa. Unicaja Banco se subroga, por sucesión universal, en todos los derechos y obligaciones de Liberbank, pasando a ocupar la misma posición que hasta ahora ocupaba Liberbank en sus relaciones contractuales con los clientes. Unicaja Banco destaco que se mantienen las condiciones de los contratos que Liberbank tenía concertados con sus clientes, tanto de créditos y préstamos como de ahorro e inversión. Los hasta ahora clientes de Liberbank no tienen que realizar ningún trámite ni gestión. De momento, las cuentas corrientes y las libretas de ahorro no cambiarán de numeración, y no habrá ningún cambio en la domiciliación de recibos ni en las transferencias. En cuanto a los medios de pago, los clientes procedentes de Liberbank podrán seguir operando con sus tarjetas en la ampliada red de cajeros.

Compartir el artículo

stats