Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Andrés Pérez Pereda Responsable de Desarrollo de Negocio en Asturias de Capital Energy

“Pretendemos unir nuestros eólicos a la generación de hidrógeno en Asturias”

“Somos conscientes de que algunos parques afectan a zonas protegidas, como Somiedo, pero son propuestas que queremos que se evalúen”

Andrés Pérez, en la oficina de Capital Energy en Oviedo. | Luisma Murias

Andrés Pérez, en la oficina de Capital Energy en Oviedo. | Luisma Murias

Andrés Pérez Pereda (Arriondas, 1984) es responsable de Desarrollo de Negocio en Asturias de Capital Energy, la compañía española que más megavatios obtuvo en la última subasta de renovables y que tiene más de una treintena de parques eólicos en tramitación en el Principado. Ingeniero de edificación y arquitecto técnico, comenzó trabajando en la construcción (fue jefe de Producción en la obra del Hospital Álvarez Buylla de Mieres) y en 2018 se incorporó a Capital Energy.

–En Asturias tienen en marcha la construcción de un parque eólico, el de Buseco (Tineo, Villayón y Valdés), ¿cómo va?

–Avanza a buen ritmo. A lo largo del último trimestre del año iniciaremos la instalación de los aerogeneradores, que, con 5 megavatios (MW) cada uno, serán los más potentes de Asturias. La puesta en marcha del parque se producirá en el primer semestre de 2022.

–Acaban de obtener del Principado autorización administrativa para el parque Pico Liebres (Tineo). ¿Será el siguiente?

–En cuanto finalicemos la tramitación urbanística en el Ayuntamiento podremos encarar la fase final de tramitación, solicitando las licencias de obra e iniciando la construcción de ese parque que se encuentra muy cerca del de Buseco, con quien compartirá subestación y línea de evacuación.

–¿Cuántos parques tienen en tramitación en Asturias?

–Actualmente estamos tramitando 35, que aúnan una potencia instalada de 1.300 MW, así como una línea aérea de alta tensión con una capacidad de transporte de 950 MW. Estas infraestructuras, claves para la descarbonización y modernización del sector energético de la región, se encuentran en diversos estadios administrativos. Tenemos Buseco en ejecución, 13 parques en fase preconstructiva bastante avanzada y 14 en evaluación medioambiental. Queremos iniciar la construcción de los proyectos con tramitación avanzada en 2022.

–En la última subasta de renovables obtuvieron 620 MW eólicos, ¿cuántos proyectos de Asturias van a meter en ese paquete?

–Estamos atentos al cumplimiento de los plazos de las diferentes administraciones. Los proyectos de Asturias avanzan a buen ritmo, lo que nos hace ser optimistas de cara a que un número importante de los megavatios tramitados en el Principado puedan llegar a ser finalmente nominados.

–¿El avance también depende de los acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA) como el firmado con la noruega Statkraft para Buseco?

–La evolución depende de los hitos administrativos y al margen de los PPA que se firmen, nosotros también tenemos nuestra comercializadora eléctrica y estamos interesados de forma prioritaria en poder incorporar plantas de generación para posicionarnos en el mercado con energía autóctona renovable. Además estamos evaluando distintas vías de implementación en hidrógeno verde, gracias al importante despliegue de parques eólicos que tendremos en la región.

–¿Aportarán energía a las plantas de electrólisis para fabricar hidrógeno que se proyectan en Asturias?

Estamos en la mesa regional del hidrógeno, en la que se está trabajando en distintas vías, y pretendemos unir nuestros desarrollos renovables a generación y distribución de hidrógeno verde.

–¿Ya hay acuerdos?

–Llevamos dos años trabajando de forma intensa para alcanzar acuerdos, sinergias y colaboraciones. Pero en hidrógeno todos los operadores son recelosos a dar detalles al ser un campo estratégico. Estamos trabajando con muchos proyectos y en Asturias estamos avanzando con buenos resultados.

–Para desarrollar parques eólicos han firmado acuerdos con empresas asturianas como Isastur. ¿Habrá más?

–Con su actividad, Capital Energy busca impulsar la creación de valor social, empleo y riqueza en los territorios en los que está presente. Asturias cuenta con un recurso renovable y con un tejido industrial de gran valor en el que queremos apoyarnos, como demuestra el acuerdo con Isastur. Contamos, además, con una oficina en Oviedo en la que trabajan 30 profesionales de la región, cifra que se verá incrementada en función de los avances en los proyectos, y tenemos el foco puesto en la recuperación de las áreas de influencia de los convenios de transición justa, que se están viendo especialmente afectadas por el cierre de térmicas. Allí se ubica la mitad de nuestro porfolio renovable.

–¿Qué impacto económico tendrá en Asturias?

–Supondrá una inversión de unos 1.200 millones, una contribución fiscal de 34 millones durante la ejecución de las obras y de 7 millones anuales durante la vida útil de las instalaciones, así como la generación de más de 7.700 puestos de trabajo en fase de construcción y de 270 en la de operación.

–El Principado va a reformar las directrices de ordenación para el desarrollo de la energía eólica . ¿Qué sugieren?

–La revisión de la legislación ya es de por sí una magnífica noticia. Es indudable que en la zona de alta capacidad del Occidente es donde se concentra el mejor recurso eólico de nuestra región, pero el hecho de favorecer el desarrollo de instalaciones competitivas y respetuosas con el entorno en las zonas central y de baja capacidad supone un verdadero paso al frente. Nuestra comunidad tiene las características perfectas para acoger más capacidad renovable y convertirse en uno de los territorios clave en la lucha contra el cambio climático. Para ello necesitamos una tramitación ágil y un marco regulatorio estable.

–¿En el centro de Asturias hay potencial para nuevos parques?

–Tiene sus complicaciones, pero con el avance tecnológico de los aerogeneradores puede ser una alternativa. Para nosotros es una opción que estamos considerando.

–¿Por qué han presentado proyectos eólicos en espacios protegidos, como Somiedo?

–Cualquier proyecto que se presente ha de ser evaluado mediante el pertinente estudio de impacto ambiental, a través del cual se analiza la compatibilidad de la infraestructura con el entorno. Consideramos que el trámite administrativo es suficientemente garantista.

–Pero ustedes ya saben que Somiedo es una zona de alto valor ecológico y protegida.

–Somos conscientes de que hay expedientes que afectan al parque de Somiedo. Son propuestas que hacemos siendo también conscientes de la situación en la que se encuentra Asturias tras el cierre de las térmicas. Las presentamos a través del Ministerio, dada su envergadura, para que se evalúen. Son propuestas.

–¿No se están planteando demasiados proyectos eólicos?

–No sé si son muchos o pocos, eso compete al Principado. Una cosa es tramitar y otra autorizar.

–¿No barajan otro tipo de renovables?

–Nuestra mayor apuesta es la eólica, pero estamos abiertos a impulsar proyectos fotovoltaicos solventes y respetuosos con el entorno. Es una tecnología en la que tenemos experiencia y creemos que en Asturias puede tener cabida.

–Pero Asturias está en desventaja con otras regiones en solar.

–Tanto la orografía como el recurso presentan un handicap. Planteamos desde instalaciones de autoconsumo a posibles desarrollos fotovoltaicos a otro tipo de escala porque la tecnología y sus costes juegan a favor para que sean solventes. Estamos evaluando zonas y confiamos que a corto o medio plazo podamos presentar alguna iniciativa fotovoltaica.

–¿Y la eólica marina flotante?

–Llevamos desde 2002 tramitando proyectos “offshore” en España y esperamos que se mejore el marco legislativo para estimular la presentación de proyectos. Asturias, por sus incuestionables recursos, tendrá mucho que decir.

–¿Barajan proyectos aquí?

–Estamos evaluando el recurso y zonas. Cuando haya estabilidad legislativa, yo creo que en Asturias se verán resultados trasladados a proyectos. Vamos a poder estar ahí.

Compartir el artículo

stats