Asturias registró en julio la matriculación de 1.514 turismos, lo que supone una caída del 30,2% respecto al mismo mes del año pasado, en línea con el retroceso del mercado nacional, según cifras que divulgaron ayer las asociaciones de fabricantes, Anfac, y distribuidores, Faconauto y Ganvam.

Pese a ello, las ventas acumuladas en el semestre suben un 16,9% en relación al mismo periodo del año pasado, que estuvo afectado por la paralización de la actividad por la crisis sanitaria del covid.

No obstante, las cifras reflejan un fuerte crecimiento en Asturias de las ventas tanto de turismos eléctricos –de un 91,6% en la comparativa interanual, hasta alcanzar las 366 unidades– como de los híbridos, que subieron un 103,7%, hasta 1.831. Los fabricantes aseguran que la falta de stock en las fábricas, por la escasez de microchips, está lastrando las ventas.