Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concejos turísticos lideran la mejoría laboral con caídas del desempleo del 20%

Los municipios de la costa duplican las tasas de descenso del paro observadas en el área central, gracias a la buena campaña de verano

Turistas por Cangas de Onís.

Turistas por Cangas de Onís.

La histórica reducción del paro que registró Asturias durante julio fue por barrios. O, mejor dicho, por concejos. Los más turísticos y, por lo general, los bañados por el bravo Cantábrico fueron también los que más desocupados sacaron de las listas del desempleo. Algunos en unos porcentajes altísimos, por encima del 20%. En esos municipios costeros las caídas duplicaron las que se registraron en los grandes concejos del centro de la región, por regla general más dinámicos desde el punto de vista laboral. Todo gracias a una gran campaña de verano que está llenando hoteles y restaurantes de las alas asturianas. Solo durante julio, las oficinas del Servicio Público de Empleo de la región restaron 7.194 demandantes de empleo. Aun así, todavía quedan 65.165 desocupados en la región.

El Oriente. Llanes restó en julio 148 demandantes de empleo, lo que supone una caída del 18,45% en comparación con el mes anterior. Los hosteleros de esa zona de Asturias aseguran que la campaña veraniega está siendo histórica pese a las enormes incertidumbres debido a las restricciones para hacer frente al avance del virus y a las crecientes dificultades para encontrar nuevo personal. Los municipios vecinos de Llanes tampoco son ajenos a esa mejoría. En Ribadedeva el descenso fue del 31,94%; en Ribadesella del 21,58% y, ya en el interior, en Cangas de Onís la bajada llegó al 23,91%. Menos intenso fue el retroceso que se registró en Villaviciosa, aunque alcanzó el 11,5%.

El Occidente. En esa zona de Asturias el descenso del paro fue algo más contenido que en la oriental, pero todos los concejos bajaron con una mayor intensidad que la media regional (–9,94%). En Tapia de Casariego el retroceso fue del 21,88%; en Cudillero la caída fue del 22% y en Valdés, más modesto, llegó hasta el 13,8%.

El centro. Ninguno de los grandes concejos del centro de la región logró reducciones del paro tan abultadas como las de los municipios costeros. De hecho, solo Gijón (–10,07%) estuvo por encima del descenso medio registrado en el conjunto de Asturias. Por los pelos, eso sí.

Los puestos. Hostelería (con 1.360) y comercio (con 942) fueron las dos ocupaciones que más parados restaron a las listas del Servicio Público de Empleo el mes pasado. También soplan buenos vientos laborales para la construcción, que de un mes para otro descontó 487 desocupados, mientras el poderoso metal restó 101 y las actividades sanitarias 118.

Compartir el artículo

stats