Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción formará a asturianos sin recursos para cubrir 15.000 empleos

El sector del ladrillo, con dificultades para encontrar mano de obra para su expansión, recurre a los perceptores del salario social básico

Trabajadores en un edificio en obras en Avilés

Trabajadores en un edificio en obras en Avilés

Los constructores formarán a asturianos sin recursos para incorporarlos al sector de ladrillo, que tiene dificultades para encontrar mano de obra y que espera generar cerca de 15.000 empleos estables. El Gobierno del Principado y la Fundación Laboral de la Construcción firmaron ayer en el Museo Arqueológico de Oviedo un convenio para favorecer la colocación de las personas beneficiarias del salario social básico, fomentar su inclusión social y resolver las necesidades de personal del sector.

El presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon), Joel García, señaló que con los planes de rehabilitación de viviendas y las inversiones de fondos europeos “se podrían volver a tener en el sector en Asturias a 25.000 trabajadores con empleo directo”. Al cierre del mes de julio, la cifra superaba ligeramente los 10.000, por lo que podrían crearse unos 15.000 puestos de trabajo. Sin embargo, los constructores no encuentran abundante mano de obra formada y las aulas y talleres de la Fundación Laboral de la Construcción (por las que el pasado año pasaron, pese a la pandemia, 805 trabajadores desempleados y casi otros tantos en activo) “no tienen el nivel de ocupación que nos gustaría porque los oficios están denostados”, destacó Joel García, que añadió que la construcción “necesita profesionales y ofrece empleo estable”. “Ser un buen albañil es un buen trabajo”, aseguró García.

Fruto del convenio firmado ayer, la Fundación Laboral de la Construcción impartirá cursos orientados a fomentar la empleabilidad de las personas beneficiarias del salario social básico que estarán adaptados a su perfil profesional, promoverá la realización de prácticas y actuará como intermediador laboral.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado, Enrique Fernández, resaltó “la aceleración que está experimentado el sector de construcción en esta época postpandemia, que presenta cifras muy llamativas, con una caída del 26,77% del desempleo, situado en niveles que no se conocían desde 2007”. Además, indicó que “el Observatorio Hispalink prevé un crecimiento del sector del 8%, por encima de la media nacional”, lo que puede suponer “una locomotora de creación de empleo” que, según recalcó, “ha de ser inclusivo y que atienda a colectivos con especiales dificultades”. En ese sentido, la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez, destacó el convenio firmado ayer, que “puede ser un instrumento necesario para la absorción social y laboral” de los preceptores del salario social, a los que animó a formarse para garantizar el “éxito” de su reinserción en el mercado laboral.

Melania Álvarez indicó que el acuerdo rubricado ayer “supone un paso fundamental en el empeño del Gobierno por fomentar la inclusión sociolaboral de las personas en riesgo de exclusión para darles un nueva oportunidad, tanto formativa como laboral, con el fin de que pueden recuperar su proyecto de vida”.

Por la izquierda Joel García, Melania Álvarez y Enrique Fernández, firmando el convenio

Tragsa y los cuidados

La consejera de Derechos Sociales y Bienestar señaló que ese convenio firmado con la Fundación Laboral de la Construcción es similar al rubricado a principios de verano con la empresa estatal Tragsa y que en breve se pretende firmar un nuevo acuerdo con el sector de la economía de los cuidados. Para el sector de la construcción, su convenio llega en un buen momento. “Es el momento idóneo para formarse y engancharse a un sector en el que tendremos trabajo durante mucho tiempo. Esperamos crecer más de ese 8% y poder volver a tener 25.000 empleos directos y que se mantengan en el tiempo”, aseveró Joel García. Jenaro Martínez, secretario general de FICA-UGT Asturias, recordó que el sector de la construcción fue el más castigado en la anterior crisis económica, “al pasar de 32.000 empleos que llegó a tener a menos 8.000 en 2015”, pero destacó que es un de los “motores” de la actual recuperación.

Según la Fundación Laboral de la Construcción, con datos cerrados el pasado julio, en Asturias hay 1.857 empresas de construcción, 8.416 trabajadores autónomos que desempeñan su labor en el sector y 10.338 que trabajan por cuenta ajena.

Compartir el artículo

stats