Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza del salario mínimo tendrá “efectos secundarios”, alerta el Banco de España

La patronal CEOE, que no suscribió el acuerdo, considera la subida de 15 euros al mes una decisión “en clave política y no un planteamiento serio”

Banco de España. | EFE

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, reclamó ayer «prudencia» con el salario mínimo interprofesional (SMI). Durante una conferencia en Barcelona, alertó de los “efectos secundarios” en el empleo de las subidas y consideró necesario focalizarse en la formación de los colectivos más relacionados con esa retribución, dado que existe el compromiso político de incrementarlo, tras el acuerdo alcanzado el jueves entre el Gobierno y las centrales UGT y CC OO. Según las cuentas de los sindicatos, la medida afecta directamente a unos 29.000 trabajadores asturianos.

«Si aceptamos los efectos secundarios sobre el empleo, hay que poner el foco en la formación de los colectivos afectados, de tal manera que se minimicen los efectos de la subida», afirmó Hernández de Cos, que admitió el rol del salario mínimo en la lucha contra la desigualdad, pero a la vez recordó el efecto negativo que produce un incremento en sectores de menor productividad, como los servicios y colectivos como los jóvenes y los mayores de 45 años, como recogía un estudio de la propia entidad monetaria.

«La crisis no está resuelta en absoluto y la recuperación sigue en marcha», dijo Hernández de Cos, que destacó «la situación en la que estamos, con una recuperación más lenta en determinados sectores» en los que afecta más el salario mínimo. El gobernador del Banco de España también subrayó como grandes problemas de la economía española, la baja productividad, marcada por una elevada temporalidad en el empleo y alto paro de larga duración y el elevado endeudamiento público, que puede colocar a la economía en una situación vulnerable.

Por su parte, la patronal CEOE –que no ha suscrito el acuerdo para subir 15 euros mensuales, hasta 965 euros en 14 pagas, desde este mismo mes– mantiene sus discrepancias sobre el incremento decidido. El presidente de organización patronal, Antonio Garamendi, afirmó ayer que la decisión de subir el salario mínimo «estaba ya tomada» y que el Gobierno «lo único que ha hecho es darle vueltas a su propio solitario». Además afirmó que se trata de una decisión «en clave política y no de un planteamiento serio». La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, respondió ayer a estas palabras afirmando que “ha habido diálogo social”.

Según los cálculos de los sindicatos, unos 29.000 trabajadores asturianos se verán beneficiados por la subida acordada en la noche del pasado jueves entre el Gobierno y los sindicatos. El impacto de esta subida la notarán más las mujeres que los hombres, en tanto que ellas están más presentes en las capas peor pagadas del mercado laboral.

El incremento impulsado desde el Ministerio de Trabajo todavía tiene que pasar por Consejo de Ministros, pero el compromiso es que entre en vigor de manera retroactiva desde el 1 de septiembre.

En toda España, 1,5 millones de trabajadores se verán beneficiados en su próxima nómina por esta subida.

La medida incrementará la cuota que pagan los autónomos entre 3 y 12 euros al mes

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) también tendrá efectos colaterales, que los sufrirán los autónomos. Los trabajadores por cuenta propia tendrán que pagar entre 3 y 12 euros más al mes en sus cuotas a la Seguridad Social. El alza de cuotas contemplado para 2021 se aplazó a causa de la pandemia del coronavirus. En un primer momento se retrasó hasta el mes de mayo, pero un real decreto de enero aplazó ese aumento hasta que “no se lleve a cabo la subida del salario mínimo interprofesional para el año 2021”, que finalmente subirá con efectos a 1 de septiembre fruto del acuerdo entre Gobierno y sindicatos del pasado jueves. En concreto subirán las cuotas de los autónomos correspondientes a contingencias profesionales (pasan de 1,1% a 1,3%) y por cese de actividad (pasan de 0,8% a 0,9%). El impacto de la medida dependerá de la base de cotización que tenga el autónomo y oscilará entre tres y 12 euros mensuales. “Es una pena que se suba el SMI en contra de la opinión de quien debe pagarlo”, señaló Lorenzo Amor, presidente de la organización de autónomos ATA. “Es muy fácil disparar con pólvora ajena”, añadió Amor, que destacó que “la cuesta de septiembre se está convirtiendo en un puerto de categoría especial para los autónomos con la subida de la luz, gas, carburantes y otras energías, subidas de costes laborales y SMI, subida de cuota…”.

Compartir el artículo

stats