Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo dueño de Alsa adquirirá a su principal competidor en el Reino Unido en una operación valorada en 518 millones

La familia asturiana Cosmen continuará como principal accionista y mantendrá la vicepresidencia

alsa

alsa

El grupo británico de transporte de viajeros National Express (NX), dueño de la compañía asturiana Alsa, líder en España, está negociando la adquisición amistosa de su competidor británico Stagecoach, según han confirmado las dos compañías. Se trata de una operación de gran alcance en el mercado del Reino Unido. NX es líder en autocares (largo recorrido) y Stagecoach lo es en autobuses (servicios urbanos y metropolitanos).

De materializarse la integración, los actuales accionistas de NX controlarán el 75% del grupo resultante y los de Stagecoah asumirán el 25%. Tras la fusión, la familia asturiana Cosmen Menéndez-Castañedo continuará como mayor grupo accionarial individual, con una posición que –según ese reparto– se situará en el entorno del 14%, y Jorge Cosmen seguirá como vicepresidente primero según los términos negociados.

El impacto de la pandemia en la movilidad y la consecuente caída de los ingresos del sector del transporte han facilitado los contactos entre los dos gigantes británicos, que esperan aflorar unos ahorros de costes de 35 millones de libras esterlinas antes de impuestos anuales (40,7 millones de euros).

Aunque Alsa ya volvió a beneficios (ganó 1,5 millones de euros en el primer semestre y mejoró sus ingresos el 7,6%, hasta 340 millones de euros), su compañía matriz aún arrojó pérdidas hasta el 30 de junio, con un resultado negativo de 24,1 millones de libras (28 millones de euros) y redujo el 3,8% sus ingresos hasta situarlos en 1.000 millones de libras (1.165,16 millones de euros) aunque su resultado bruto de explotación (ebitda) se disparó al alza el 45,2%. Stagecoach también retrocedió en ventas hasta el 1 de mayo, con una merma del negocio del 33,7%.

Stagecoach, un grupo escocés con sede en Perth y fundado por Brian Souter y su hermana Ann Cloag en 1980, había intentado adquirir National Express hace doce años mediante un acuerdo. La oferta la planteó en octubre de 2009, inmediatamente después de que la familia Cosmen y su entonces aliado (el fondo internacional CVC Capital Parner) desistieran en su oferta pública de adquisición de acciones para hacerse con el 100% de National Express, que entonces atravesaba por graves dificultades por su elevada deuda y la pérdida de su negocio ferroviario en Reino Unido. Se dijo que Stagecoach estuvo dispuesto a pagar por NX 1.700 millones de libras, que entonces equivalían a 1.870 millones de euros, pero National Express rechazó la oferta.

La valoración

Ahora, la ecuación de canje negociada por las dos partes, de 0,36 acciones nuevas de NX por cada título de Stagecoach, valora esta última compañía en 445 millones de libras (518,53 millones de euros), con una prima del 18% sobre su valor en Bolsa al cierre de la sesión del lunes, y otorga a la actual National Express un valor de 1.555,59 millones de euros. El grupo resultante alcanzaría una valoración de 2.074 millones de euros.

Stagecoach, en cuyo accionariado continúan sus fundadores (Brian Souter tiene el 14,55% y su hermana, el 10,47%), opera exclusivamente en el Reino Unido tras haberse desprendido en 2018 de su negocio en EE UU por 214 millones de libras esterlinas. El grupo da empleo a 24.000 personas y gestiona 8.332 vehículos, de los que 7.100 son autobuses de servicio local y metropolitano en diversas regiones (fundamentalmente, Escocia, el denominado Gran Manchester y Sheffield) y 1.200 en la capital británica y en el área del Gran Londres. Además tiene 32 trenes. En el ejercicio fiscal de 2019-2020 realizó 930.000 desplazamientos.

National Express, con origen en 1973 en Birmingham (la región de los Midlands Occidentales), opera en Reino Unido con autocares de largo recorrido y autobuses, tienen compañías de autocares, autobuses y transporte escolar en Norteamérica (EE UU y Canadá) y en 2005 se hizo con la asturiana Alsa. Con posterioridad se implantó en Alemania con varios servicios ferroviarios y en Barhein con autobuses. Su filial Alsa, que aporta un tercio de la facturación de la multinacional, es líder en España y primer operador de servicios urbanos en Marruecos. Opera a su vez en Malta, Suiza, Francia, Reino Unido y este año regresará a Portugal y aspira a entrar en Dubai. En conjunto, NX mueve una flota de más de 31.500 vehículos (3,7 veces la flota de Stagecoach), que realizan casi 940 millones de desplazamientos anuales.

Los cargos

De consumarse la fusión, el actual presidente del consejo de administración de NX, sir John Armitt, que ocupa el cargo desde febrero de 2013, cederá su puesto a Ray O’Toole, hasta ahora presidente no ejecutivo de Stagecoach. O’Toole, que asumirá este mismo cargo en National Express, es un gran conocedor de esta compañía tras haber ejercido como director de operaciones entre 1999 y 2011. O’Toole participó en las negociaciones de compra de Alsa y se fue de NX una vez que este grupo rechazó la oferta de Stagecoach. Junto con Jorge Cosmen Menéndez-Castañedo como vicepresidente, el también español Ignacio Garat y el británico Chris Davies seguirán como consejero delegado y director financiero de NX, respectivamente.

Compartir el artículo

stats