Alimerka, empresa asturiana de supermercados con más de 6.000 trabajadores, ha reducido en cinco años un 33% sus emisiones de CO2 en la cadena de suministro, lo que supone evitar la emisión a la atmósfera de 2.000 toneladas. Alimerka es referencia en movilidad sostenible con el uso de furgonetas eléctricas de reparto local desde 2012, una flota de 69 camiones propulsados por gas natural y la implantación pionera en España del camión eléctrico en el reparto de última milla. Alimerka también está en cabeza en proyectos de sostenibilidad con la instalación de paneles fotovoltaicos o el uso de luces led. Por todo ello ha obtenido la segunda estrella Lean&Green.