Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Duro afronta 4 días decisivos para recibir los 80 millones restantes del rescate estatal

El Principado tiene ya a punto la aportación de 6 millones | La empresa dialoga con 3 inversores

Duro Felguera.

La ingeniería asturiana Duro Felguera afronta cuatro días decisivos para completar su rescate por el Fondo estatal de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas. El jueves concluye el plazo, que fue prorrogado en junio, para la inyección del segundo tramo de la aportación estatal con carácter temporal, consistente en 80 millones de los 120 millones aprobados por el consejo de ministros el 9 de marzo. Los otros 40 millones (20, como préstamo participativo y otros 20 como crédito ordinario) ya fueron desembolsados el 10 de mayo.

La prórroga hasta el 30 de septiembre fue concedida por el consejo gestor del Fondo estatal el 29 de junio a petición de la empresa. La compañía no divulgó las causas de la solicitud pero se sabe que la nueva dirección (con Jaime Argüelles como consejero delegado) ha estado reformulando y actualizando el plan estratégico y de viabilidad en virtud del cual se concedió el rescate y que había sido diseñado por el equipo anterior, con José María Orihuela como primer ejecutivo. Es preceptivo que esta revisión del plan estratégico, en la que se trabajó durante todo el verano, sea negociada y aprobada por el Fondo, cuyo brazo ejecutor es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

También se ha seguido trabajando en la búsqueda de un inversor privado que entre en el capital aportando recursos, sinergias y posible carga de trabajo. Se sabe que hay conversaciones más avanzadas con tres candidatos posibles, aunque –al menos hasta hace una semana– aún no se había entrado en la fase de ofertas vinculantes, por lo que se trata de muestras de interés aún indicativas aunque prosperen favorablemente.

Jaime Argüelles. | Ángel González

Jaime Argüelles. | Ángel González

En medios económicos se ha difundido que la entrada inmediata de un inversor era condición preceptiva para el segundo desembolso del rescate, pero esto nunca fue así. La entrada de un inversor privado es un objetivo capital del Gobierno y de la empresa pero puede ser antes o después de la inyección del segundo desembolso, según el diseño de la operación. Lo que sí condiciona que sea ahora o más tarde es la naturaleza de parte del segundo pago. De los 80 millones pendientes, 50 lo serán como préstamo participativo y 30 o una parte de ellos podrá ser como capital (si entra antes un inversor) o como préstamo participativo en caso contrario. La empresa desea que sea como capital aunque el préstamo participativo también cuenta como recursos propios. Pero el Estado quiere evitar ser el mayor accionista.

El Principado, que se comprometió a aportar 6 millones a Duro como acompañante de la SEPI, ya tiene preparada la documentación para canalizar esta ayuda bien como capital, préstamo participativo u otros instrumentos financieros previstos en el decreto de constitución del fondo estatal. La modalidad la decidirá en función de lo que haga la SEPI con los 30 millones. El consejero de Industria dijo el día 16 que ningún dato apunta a nuevos aplazamientos del segundo desembolso y que, si ocurriese, sería en beneficio de la empresa y no en su perjuicio.

Compartir el artículo

stats