Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vasca Sidenor, primera siderúrgica que para producción por el coste energético

El grupo, que se suma a Azsa, Fertiberia y Ferroatlántica, sopesa otras medidas | Fade y Femetal expresan inquietud por la industria asturiana

Fábrica de Sidenor en Reinosa (Cantabria). | Esteban Cobo

La compañía vasca Sidenor, con implantación en cinco comunidades autónomas, es la primera industria siderúrgica española en anunciar paros de producción por el coste de la electricidad.

El grupo, con sede en Basauri (Vizcaya) y especializado en la producción de aceros largos especiales, comunicó ayer al comité laboral la paralización de la actividad productiva durante 20 días hasta final de año en fechas alternas para aliviar el encarecimiento “desorbitado” de la energía, lo que supone un recorte de un tercio de las jornadas programadas en lo que resta de ejercicio. La medida afectará en primera instancia a las plantas de Azkoitia, Basauri, Gasteiz (País vasco) y Reinosa (Cantabria), todas las cuales se abastecen de la acería del grupo. Sidenor tiene también centros productivos en Guadalajara, Barcelona y Valencia.

La empresa argumentó que está pagando en la actualidad 260 euros por megavatio / hora, lo que supone un incremento del 300% respecto a los 60 euros que le costaba hace un año, lo que ha disparado el coste total de producción en el 25%, con un aumento de 200 euros por tonelada producida. Sidenor alertó de que “esta parada no soluciona el problema de fondo” y que “otras medidas serán necesarias de persistir el actual panorama de descontrol en los precios eléctricos”.

Otras empresas. La decisión de Sidenor se suma a otras iniciativas adoptadas por varias compañías industriales en otras regiones. Asturiana de Zinc (Azsa) ha comenzado a parar la producción en las franjas horarias en la que hay punta de consumo (las de mayor coste) para desviarla a las horas valle. Ferroatlántica paralizó uno de los hornos de su planta de Sabón (La Coruña) y otro de los que posee en su factoría de Boo de Guarnizo (Cantabria). Y el viernes Fertiberia (con factoría de fertilizantes en Trasona, Corvera) comunicó la paralización de su planta de Palos de la Frontera durante un mes, en este caso no por el coste de la electricidad sino por la del gas natural, materia prima en su proceso fabril, y que es a su vez uno de los factores cruciales de la carestía de la energía eléctrica.

Reacciones. Tras el anuncio de Sidenor, el Gobierno vasco expresó su “preocupación” por el incremento “sin medida” del precio de la energía y prepara una propuesta de medidas que trasladará al Gobierno de España y a la Comisión Europea. El gobierno vasco dijo que el problema es consecuencia de un contexto internacional por razones geopolíticas y reglas de funcionamiento europeo, además –dijo– de motivos técnicos asociados a la composición de la factura de la electricidad, “en la que el Gobierno de España”, señaló, “puede actuar de forma más contundente”.

En medios de la patronal asturiana (FADE), consultados por el posible temor a que el efecto Sidenor se extienda a Asturias, indicaron que la parada en la compañía siderúrgica vasca “es otro preocupante síntoma de la grave situación a la que el precio de la energía está llevando a muchas empresas, y que, de no remediarse, puede poner en serios aprietos a más empresas asturianas, como ya ha hecho con Azsa”.

La patronal metalúrgica regional (Femetal) indicó que “después del encarecimiento de las materias primas y los costes logísticos, la crisis energética es un nuevo motivo de preocupación para la recuperación del sector”. “En función de la intensidad energética de cada producto, las industrias manufactureras están tomando medidas paliativas para no destrozar su debilitado margen de rentabilidad ante la dificultad de trasladar esta subidas de costes a los precios de venta”, explicó. Y añadió: “La posibilidad de ruptura o renegociación de los contratos a la plazo fijo con las comercializadoras eléctricas, por la entrada en vigor del real decreto 17/21, es otro factor de incertidumbre que impulsa este tipo de decisiones”.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez García, interrogada por la decisión de Sidenor, dijo que “el Gobierno tiene la voluntad clara de enfrentarse al problema”. “No vamos a cejar en el empeño, conciliando los intereses de los consumidores (y, sobre todo, de las industrias electrointensivas) y de las compañías eléctricas”, aunque indicó que el problema tiene una dimensión europea. El PSOE dijo que no dará una marcha atrás en el decreto ley que recorta los beneficios de las eléctricas y que este jueves se somete a votación en el Congreso.

El megavatio cede solo unos céntimos pese a ser hoy festivo


El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista se situará hoy en 184,29 euros, 19 céntimos menos que ayer, en los que constituye un descenso de apenas el 0,10% pese a que hoy es fiesta nacional. Los precios entre empresas de generación y de comercialización oscilarán entre un valor mínimo de 149,36€euros (entre las cinco y la seis de la tarde) y un máximo de 226,74 (entre las nueve y las diez de la noche). El precio español de la electricidad será superado hoy en quince países europeos, entre ellos Francia, donde alcanzará los 188,47 euros. Por encima se situarán Bélgica, Países Bajos, Australia, Eslovaquia, Eslovenia y Croacia, además de otros siete en los que se rebasarán los 200 euros: Bulgaria, Grecia, Suiza, Serbia, Italia, Hungría, Rumanía y Reino Unido. El petróleo también sigue al alza: el de tipo Brent, de referencia en Europa, subió ayer el 2,17%, hasta los 84,17 dólares por barril, y el Texas remontó el 2,50%, hasta los 81,35 dólares.

Compartir el artículo

stats