Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 40% de las constructoras han parado obras por el precio de los materiales

El coste de los trabajos se ha disparado un 22%, según un estudio de la patronal CNC

El alza del precio de los materiales está afectando al 75% de las empresas del sector de la construcción. Un estudio de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) constata que el desabastecimiento afecta ya a tres de cada cuatro empresas y que el coste de las obras se ha disparado el 22,2% este año. Cuatro de cada diez empresas han cancelado o paralizado sus obras por la subida del precio de las materias primas.

Con la puesta en marcha de los programas de ayudas a la rehabilitación del Plan de Recuperación, la patronal CNC considera determinante contar con un presupuesto que no vaya a incrementarse durante el transcurso de los trámites administrativos de obtención de los fondos. El encarecimiento de las materias primas amenaza la viabilidad de muchos de estos proyectos de construcción, ya que ha incrementado el coste total de las obras, de media, alrededor del 22,2%. CNC advierte de que esta cuantía, en muchos casos, supera a la que debe asumir la empresa si decide abandonar el proyecto.

Los materiales que más se han encarecido en los últimos tres meses han sido la madera (125%), la piedra (68%) y el cobre (63%), según los datos de CNC. La patronal defiende que se establezca un sistema automático de reequilibrio que permita hacer frente a ese sobrecoste y, por tanto, tenga en cuenta las alteraciones de precios posteriores a la presentación de ofertas, tanto al alza como a la baja, buscando dotar de estabilidad al contrato. Otro estudio realizado por la patronal Pimec apunta a que el alza del precio de los metales es el más alarmante, junto con el de la energía, cableados y microprocesadores. La patronal defiende que cualquier compañía afectada por el incremento inusual del precio de las materias primas pueda solicitar al contratante la ampliación de plazo, la modificación del contrato o la indemnización por ruptura del equilibrio económico contractual. El estudio muestra que la mayoría de las cancelaciones de contratos o paralizaciones de obras no ha tenido consecuencias económicas para las empresas, dado que solo un 24% ha sufrido algún tipo de penalización.

Compartir el artículo

stats