Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autónomos auguran una “oleada de cierres” en Asturias por la subida de la luz y de las cuotas

El Principado perdió 180 trabajadores por cuenta propia en los últimos dos meses, desde que empezó a elevarse el coste energético

Un feriante madrileño protesta por la falta de ayudas

La factura de la luz, la subida del precio de la mercancía por la crisis de las materias primas y, ahora, un incremento en las cuotas para el año que viene. Los gastos de los autónomos no paran de crecer. Las asociaciones asturianas del sector (ATA, UPTA y CEAT) advierten que los trabajadores por cuenta propia ya no aguantan más y, alertan que durante los próximos meses pueda haber una oleada de cierres. De hecho, aseguran que los datos de afiliación de los últimos sesenta días ya son alarmantes. Asturias perdió desde julio –cuando comenzó la escalada de la electricidad– hasta hoy 180 autoempleados, la mayoría del comercio.

“Lo de subirnos la cuota ha sido algo unilateral, que nos ha pillado por sorpresa; a ello se unen la luz, los combustibles... Todo está subiendo”, criticó la presidenta de ATA en Asturias, Patricia Oreña. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022 incluye un incremento de la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos, que se incrementará un 1,7%. La subida media será de unos 60 euros al año, según algunas estimaciones, y servirá para que el Gobierno engorde su recaudación en 173 millones. Puede no parecer mucho. “Pero es una gota más. Desde el Gobierno hay muy poca comprensión con la terrible situación de los autónomos”, señala Ignacio García, de CEAT, la asociación de trabajadores por cuenta propia de la patronal FADE. Mientras que Almudena Cueto, de UPTA –vinculada a la UGT– asegura que “no era el momento de subir las cuotas, más cuando la negociación para cambiar el sistema de cotización está tan avanzada. Nosotros lo que estamos pidiendo es que las cuotas vayan en función de las rentas del trabajo”.

Las cifras comienzan a ser preocupantes. Asturias cerró septiembre con 72.625 autónomos. Son 180 menos de los que había en julio. Y la caída, advierten las asociaciones, se está intensificando sin freno. “Es desolador, estoy recibiendo un montón de llamadas de autónomos que no pueden pagar la factura de la luz, que a muchos les acaba de llegar, algunos ya dicen que van a cerrar, que no pueden aguantar. Va a haber una oleada de cierres”, asegura Patricia Oreña. La misma sensación de pesimismo cunde en el resto. “A mí no me gustaría ser agorero y preferiría pensar que el crecimiento económico que se espera será suficiente para sostener la actividad, pero a la vuelta de la esquina está la devolución de los créditos ICO (los que se concedieron durante el inicio de la pandemia para ayudar a mantener la actividad de muchas compañías)”, señala Ignacio García. Volviendo a los datos, aseguran las asociaciones que septiembre suele ser un mes malo, de pérdida de afiliación de autónomos –no así agosto–, pero este año se han cumplido los peores augurios. “El peor mes siempre es diciembre, esperemos que no se tenga que llegar hasta ahí para tomar medidas”, resalta García.

Las ayudas llegan a cuentagotas. “Uno de los últimos estudios que hicimos señalaba que de cada mil euros que habían perdido los autónomos durante la pandemia, solo se habían recibido 17. Y todavía estamos esperando por aquel plan de 17.000 millones que nos habían prometido”, señala Oreña. Los cálculos son terroríficos. “Un estudio del Banco de España dice que el 30% de las pequeñas empresas estaba en pérdidas, y cualquier gasto adicional estando en números rojos es mucho. Hay que ser más sensible con este tipo de asuntos”, recalca García.

El recibo de la electricidad pasará de los cien euros

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que la factura media del mes de octubre se elevará a 100 euros debido al fuerte incremento del precio de la electricidad y a pesar de las medidas que el Gobierno ha tomado para intentar reducir la factura. La OCU advierte que durante la primera quincena del mes el precio medio mayorista de la electricidad ha seguido subiendo hasta situarse en 202,77 euros MWh, un 30% por encima del de septiembre, que fue de 156,15 euros/MWh. Si estos precios acaban trasladándose a los clientes con la factura regulada (PVPC), el recibo de un hogar medio con 4,6 kilovatios (kW) de potencia y 292 kWh de consumo mensual subirá un 14,4% y se elevará hasta los 100 euros en octubre, lo que supone un incremento de 12,6 euros respecto a septiembre. No obstante, sin el conjunto de medidas aplicadas por el Gobierno, el coste de la factura media en octubre se habría elevado por encima de los 132,3 euros. Mientras tanto, la luz continúa imparable. El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista alcanzará hoy domingo los 209,63 euros por megavatio hora (MWh). Será el domingo más caro de la historia tras superar el récord de la semana pasada.

Compartir el artículo

stats