Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dueño de Alsa y Stagecoach prorrogan el plazo para decidir su posible integración

National Express resolverá en noviembre sobre la compra de su competidor | El diálogo sigue mientras se hacen las auditorías respectivas

Jorge Cosmen, vicepresidente de NX.

Las compañías británicas de autocares, autobuses y ferrocarriles National Express (NX), dueña de la empresa asturiana Alsa, y Stagecoach, que están en conversaciones desde septiembre para la posible fusión de ambas mediante la absorción de la segunda por la primera, han convenido en ampliar hasta mediados de noviembre el plazo para tomar una decisión. Esta prórroga se produce tras haber vencido este miércoles el plazo inicial para que NX comunicara si tiene o no la intención de plantear una oferta por su competidor escocés.

Las partes dijeron en una comunicación formal al regulador y al mercado bursátil que “las conversaciones entre las partes y la debida auditoría recíproca” de sus cuentas respectivas “continúan” adelante, aunque aún no hay plena “certeza de que se hará una oferta”.

De hacerse, el pacto al que se llegase debería se ratificado por las juntas generales de accionistas de las dos empresas y superar el escrutinio de las autoridades de la Competencia, aunque se trata de dos negocios complementarios y con pocas duplicidades: Stagecoach es líder en rutas urbanas y NX, en largas distancias.

NX, cuyo mayor grupo accionarial es la familia asturiana Cosmen Menéndez-Castañedo, y Stagecoach –cuyos principales propietarios son los hermanos Souter– abrieron conversaciones de fusión cuando el negocio del transporte sigue muy afectado por la pandemia y sus secuelas. Ambos grupos cotizan en Bolsa.

La ecuación de canje negociada por las dos partes (0,36 acciones nuevas de NX por cada título de Stagecoach) valora esta compañía en 445 millones de libras (518,53 millones de euros), con una prima del 18% sobre su valor en Bolsa previo al anuncio, y otorga a la actual National Express un valor de 1.555,59 millones de euros. Los accionistas de NX tendrían así el 75% del grupo resultante, que alcanzaría una valoración de 2.074 millones de euros. Stagecoach sólo opera en Reino Unido y NX lo hace en Reino Unido, EE UU, Canadá, Alemania y Barhein, y, a través de su filial asturiana Alsa, también en España, Portugal, Marruecos, Puerto Rico, Suiza, Malta y Francia.

Resultados.

NX dijo que en el tercer trimestre ha seguido mejorando su negocio, aunque aún por debajo del año previo a la pandemia. Alsa, cuya recuperación está siendo más rápida que la del conglomerado, situó sus ingresos en el 90% de la facturación del tercer trimestre de 2019 (el ejercicio previo al covid), aunque está operando el 70% de los servicios frente al 55% en junio, mientras que el conjunto del grupo NX está en el 83% de su nivel de facturación de entonces. La gran recuperación de Alsa se está produciendo sobre todo en Marruecos, donde los ingresos ya son el 34% superiores a los de 2020 y el volumen de pasajeros, el 33% mayor.

Compartir el artículo

stats