Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rumana Romgaz retoma los contactos para que Duro finalice la central de Iernut

La empresa estatal gasista había dado por roto el contrato en junio y ejecutó garantías por 16 millones a la ingeniería asturiana

Jaime Argüelles, consejero delegado de Duro Felguera. | Ángel González

Romgaz, la empresa estatal gasista de Rumanía, ha retomado los contactos con la ingeniería asturiana Duro Felguera y está analizando la posibilidad de que el consorcio formado por Duro y su socio rumano Romelectro concluya la obra de construcción del ciclo combinado de Iernut, según desveló el director general de la compañía pública rumana, Aristotel Jude, en una comparecencia en el parlamento de su país.

La planta, de 430 megavatios de potencia, fue adjudicada a Duro y su socio en 2016 por un importe de 245 millones ampliable a 269 millones. Duro Felguera participa con el 70% en el proyecto y Romelectro con el 30%. La obra, cuyo grado de ejecución es superior al 90%, estaba previsto que finalizase en 2019 pero algunos retrasos en la parte a ejecutar por Romelectro y la pandemia de 2020 complicaron la situación. Las partes estuvieron negociando durante meses la continuidad de la obra pero, tras sucesivas tandas de conversaciones, Romgaz dio por roto el contrato en julio y ejecutó avales de Duro por 16 millones. La empresa asturiana interpuso recurso de apelación contra esta decisión.

Ahora Romgaz se abre a renegociar que Duro y su socio retomen la obra. Duro se había brindado a asumir los retrasos de su socio pero había pedido que se le resarciera de sobrecostes generados por cambios legislativos en el país. Jude dijo que el objetivo es que la planta de ciclo combinado esté finalizada al cierre de 2022. A Rumanía le urge la obra en plena crisis energética. Romgaz pedirá garantías a Duro y no quiere asumir sobrecostes en la planta, dijo Jude.

Esta posibilidad de acuerdo se produce cuando Duro ha reactivado recientemente otro gran proyecto gasista en Djelfa (Argelia) que le fue adjudicado en 2014 por 544 millones y que también dio pie a un contencioso.

Compartir el artículo

stats