Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno autoriza el segundo tramo del rescate a Duro y facilita la entrada de un inversor

La decisión desbloquea el acuerdo con la banca | El Ejecutivo aprueba 34 millones para Airtificial, con capital asturiano

Jaime Argüelles, consejero delegado de Duro Felguera. | A. González

El Consejo de Ministros autorizó ayer el desembolso a Duro Felguera de los 80 millones correspondientes al segundo tramo del rescate estatal que, por un monto de 120 millones, había sido aprobado el 9 de marzo.

Con la decisión del Gobierno se despeja el último trámite –tras la aprobación hace una semana por el consejo rector del Fondo Estatal de Rescate– para hacer efectiva la integridad de la ayuda temporal con cargo al fondo estatal creado el año pasado para socorrer a empresas estratégicas y viables que hubiesen resultado impactadas en su situación financiera por la pandemia. Duro ya recibió los primeros 40 millones el 10 de mayo.

La trascendencia del acuerdo de ayer por el Gobierno va más allá de satisfacer la cuantía del desembolso pendiente, en la medida en que su aportación es condición para la entrada en vigor del acuerdo de refinanciación, reestructuración de la deuda y entrega de 80 millones en avales a la compañía por la banca acreedora, una faceta capital del rescate y cuyos términos fueron convenidos por las partes el 30 de abril. Duro lleva desde 2017 sin avales bancarios, que son condición ineludible para que pueda acceder a grandes contratos y reponer su mermada cartera de pedidos.

En la medida en que despeja incertidumbres a corto y medio plazo, el desbloqueo de ambos componentes del plan de salvamento de Duro supone además una contribución determinante para que se intensifiquen y aceleren las conversaciones que mantiene la ingeniería desde hace meses con varios inversores para reforzar el capital de la sociedad.

La entrada de un inversor la consideran crucial la empresa, la banca y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), el órgano gestor del Fondo Estatal de Rescate. El Consejo de Ministros especificó ayer en su resolución la exigencia de entrada de un inversor. Se trata con ello de dotar de un accionista de referencia a Duro Felguera (del que carece a causa de su elevada atomización accionarial) y que además aporte negocio e inyecte capital.

Con un patrimonio neto negativo a 30 de junio de 153,55 millones de euros en la sociedad matriz y de 159,65 millones en el conjunto grupo, Duro Felguera estaría en causa de disolución de no ser por el real decreto de 28 de abril de 2020 que exime la entrada en concurso a las sociedades cuyos negocios se vieran afectados por la crisis causada por el Covid. Este decreto y otras medidas de protección a las empresas, cuya última prórroga vencía el próximo 31 de diciembre, volvió a ser ampliado ayer por el Consejo de Ministros, lo que da también más margen a Duro.

Si la entrada de un accionista se demorase aún algún tiempo (como parece probable), los 80 millones aprobados ayer por el consejo de ministros se aportarán a Duro Felguera como crédito participativo. La posibilidad de que la SEPI (que ya tiene dos consejeros en el grupo asturiano como vocales externos) canalizase 30 de esos 80 millones como aportación de capital con la compra de acciones estaba supeditada a que previa o simultáneamente entrase un accionista privado, de manera que el Estado no fuese en ningún caso el propietario con mayoría. El Principado de Asturias, que ya aprobó la inyección a Duro de 6 millones, lo hará mediante el procedimiento que siga la SEPI, por lo que previsiblemente optará por el crédito participativo Los 40 millones que ya fueron aportados por el Estado en mayo lo fueron como crédito participativo (20 millones) y un préstamo ordinario (20 millones).

La demora del segundo desembolso del Gobierno (estaba previsto para el 30 de junio) obedeció, entre otros motivos, a la modificación por la nueva dirección del plan de viabilidad sobre el que se fundamentó el rescate aprobado en marzo. El principal cambio fue la renuncia por Duro a vender derechos de cobro al fondo estadounidense Fortress al considerar que podría obtener un importe más alto con una gestión directa de sus reclamaciones a clientes.

Airtificial. El Consejo de Ministros aprobó a su vez el rescate por un importe de 34 millones de la tecnológica Airtificial, participada en el 10,8% por el inversor ovetense Ladislao Azcona y en el 5,076% por el grupo avilesino Melca. La ayuda se canalizará con un préstamo participativo (17,34 millones) y otro ordinario (16,66 millones).

Compartir el artículo

stats